Dialogan policías despedidos con el gobierno

Continúan las protestas para que los ex agentes de seguridad estatal sean recontratados.
|
El grupo de manifestantes instaló en plantón permanente frente al Palacio de Gobierno. (Harold Alcocer/SIPSE)
El grupo de manifestantes instaló en plantón permanente frente al Palacio de Gobierno. (Harold Alcocer/SIPSE)

Benjamín Pat/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Después de varias semanas, ayer reiniciaron las pláticas entre el gobierno estatal y familiares de policías que fueron despedidos en su momento por no haber acreditado los exámenes de control de confianza.

Desde el pasado mes de agosto familiares encabezados por las esposas de 13 ex agentes iniciaron una serie de marchas y protestas para exigir una indemnización mayor, o en su caso la recontratación.

El grupo de manifestantes instaló en plantón permanente frente al Palacio de Gobierno. Ahora el plantón continúa en el parque del Renacimiento donde los familiares insisten en que los ex policías sean reintegrados al cuerpo de seguridad pública estatal.

Ayer los manifestantes fueron atendidos por los subsecretarios de gobierno, Orlando Bellos Velázquez y Harley Sosa Guillen.

Los inconformes insisten en la recontratación, ya que aseguran que no son aceptados en otros empleos relacionados a la vigilancia, al ser considerados no confiables.

Hay que recordar que las empresas de seguridad privada antes realizar algún contrato de personal, verifican datos en el sistema Plataforma México

Hasta el momento son 48 los policías despedidos tras reprobar los exámenes de control de confianza, en el caso de policías con más de 20 años de servicio tuvieron la opción de ser reubicados en áreas administrativas.

De acuerdo con la Secretaría de Gobierno diez elementos que fueron dados de baja de manera definitiva, ya aceptaron la liquidación correspondiente. El resto de los cheques se encuentran en la Junta de Conciliación y Arbitraje en la capital del estado.

Los montos varían dependiendo del número de años trabajados, el máximo monto de liquidación es de 300 mil pesos, según dio a conocer en su momento el secretario de gobierno Gabriel Mendicuti Loría.

La autoridad estatal ha sido claro en el sentido de que ninguno de los policías que no pasó la prueba, podrá laborar nuevamente dentro de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública.