21 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Reserva Toh cuenta con 50 hectáreas de cedro rojo

Desde el 2013 laboran en un programa de plantación de estos árboles maderables.

Trabajan en la conservación del cedro rojo porque es una especie protegida. (Luis Soto/SIPSE)
Trabajan en la conservación del cedro rojo porque es una especie protegida. (Luis Soto/SIPSE)
Compartir en Facebook Reserva Toh cuenta con 50 hectáreas de cedro rojoCompartir en Twiiter Reserva Toh cuenta con 50 hectáreas de cedro rojo

Licety Díaz/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Hace tres años, la Comisión Nacional Forestal y la Reserva Toh, ubicada en el kilómetro 19 de la Ruta de los Cenotes, en Puerto Morelos, firmaron un convenio para salvar al cedro rojo (Cedrelaodorata), especie en peligro de extinción, y hoy es la plantación más grande que hay en el estado con 50 hectáreas de este árbol, informó  Rafael León Negrete, gerente de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en Quintana Roo. 

“Se decidió por el cedro entre otras especies por el conocimiento de expertos que conocen que décadas atrás en esta área de la selva se podían abrazar los cedros, por lo que aplica perfectamente para la zona”,  añadió Gerardo Silva, representante de la Asociación Civil Reserva Toh. 

También te puede interesar: Buscan activar producción maderable en Quintana Roo 

Es entonces que se apostó por un bosque de cedros rojos al ser una especie en riesgo, por lo que desde 2013 trabajan en un programa de plantación de estos árboles maderables, informó.

“Es una especie protegida, por lo que tenemos un convenio con la reserva para su conservación con el establecimiento de plantaciones forestales, aunque en el centro y en el sur del estado hay plantaciones de este tipo, pero no con esa importancia”, dijo León Negrete.

La Conafor, a través del programa de Manejo de la Vida Silvestre, entregó recursos para el apoyo y beneficio de este bosque, y empezaron a analizar qué temporada y métodos a seguir.

Silva dio a conocer que se sembraron 46 mil ejemplares en 50 hectáreas a mediados de año, en la actualidad son 43 mil, los resultados obtenidos de supervivencia, crecimiento, sanidad y vigor, muestran que el cedro rojo tiene una buena adaptación y crecimiento en la zona.

Registros que destacaron en la evaluaciónde índice de sobrevivencia inicial que realizó la Conafor, permitió conocer el estado de salud y muestreo de la población real que dio un resultado de 92% de sobrevivencia y 94% de sanidad, por lo que fue declarado una plantación de éxito.

Se sembró de acuerdo con la norma que maneja la dependencia, cedros del tamaño de 30 centímetros, a una distancia de tres metros por tres metros cuadrados, a primera vista se ven como muy amontonados, pero el detalle es porque en el trayecto de sus vidas algunos sobreviven y otros no, explicó.

Se manejaron dos sistemas, uno fue el de plantación de regeneración en 25 hectáreas que es acorde al plan de manejo del comisionado, haciendo un desmonte, respetando las especies protegidas que están en la norma.

El segundo fue el de plantación silvicultural en otras 25 hectáreas que consistió en sembrar los cedros pequeños en la biodiversidad de árboles grandes que se encontraban en esa zona de la reserva, una idea liderada por el ingeniero Marcos Ávila Chi.

Para la plantación trajeron semillas de esta especie de cedros de un vivero forestal certificado en el estado, el proceso de germinación la hicieron a través de un almácigo, huerto ecológico preparado con nutrientes y utilizaron un fertilizante orgánico llamado bocashi, un poco de gravilla y se riegan cuando empiezan a crecer, la plántula se pasa a una bolsita con tierra aparte.

Un total de 160 toneladas de bocashi se prepararon para la siembra de esas semillas, en la actualidad utilizan el sistema jiffy, un empaque de malla biodegradable que no dañan las raíces.

El diseño del boque de cedros rojos es un proceso a largo plazo, calculan 10 años, pues la intención es que sea dentro de la reserva un sendero de paseo agradable por la frondosidad de los árboles.

Referencias

-El plan de manejo de plantaciones forestales, que en este caso es de cedros, contempla a los ocho años una poda de aclareo, necesaria para liberar a los árboles de ramas secas, rotas, enfermas de plagas y mal ubicadas, para que sean resistentes a los vientos fuertes y no se caigan.

-Con el programa de Sanidad Forestal obtuvieron recursos para el mantenimiento el control de las plagas, al cedro rojo lo atacan los escarabajos por la parte de abajo y las mariposas de la especie hypsipylagrandella que deposita en los alto de los brotes tiernos de estos árboles y al eclosionar los huevos nace el gusano barrenador.

-Para las mariposas tienen 300 trampas de olor a las que le colocan vinagre, melaza y agua que atrae a las mariposas y quedan atrapadas para que no hagan daños a los cedros, si encuentran en cada una alrededor de 20 quiere decir que tienen que fumigar.

-Para evitar a los escarabajos pintan el tronco con cal y óxido de cobre como prevención que hace que el insecto evada por el olor subir a ese árbol.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios