13 de Diciembre de 2017

Escena

Reviven vestigios coloniales del sur de Quintana Roo

Relatan conclusiones de una investigación realizada a varias antiguas construcciones en la zona de Bacalar y Oxtankah.

El fuerte de Bacalar, edificación estudiada en un foro. (Jorge Carrillo/SIPSE)
El fuerte de Bacalar, edificación estudiada en un foro. (Jorge Carrillo/SIPSE)
Compartir en Facebook Reviven vestigios coloniales del sur de Quintana RooCompartir en Twiiter Reviven vestigios coloniales del sur de Quintana Roo

Jorge Carrillo/SIPSE

BACALAR, Q. Roo.- Alumnos, egresados y titulados de la Carrera de Humanidades de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo) encabezaron una mesa de trabajo en la que se expusieron experiencias sobre investigaciones que se han realizado alrededor de los vestigios arquitectónicos construidos en el sur de Quintana Roo entre los siglos XVI y XVIII.

 
En el evento, celebrado en el Cine Café de la Secretaría de Cultura, se analizaron las investigaciones realizadas en la capilla de Oxtankah, la iglesia y fuerte de Bacalar y la iglesia-convento de Chichanhá, que realizaron alumnos de la Universidad de Quintana Roo, y que parte de ello conformó el proyecto “Arte e Historia en el sur colonial de Quintana Roo, siglos XVI-XVIII”, libro publicado este año.
 
En la mesa de trabajo se revisaron temas como la idolatría maya, la herejía inglesa y la importancia que tuvieron en la época colonial las mencionadas construcciones, para tener no solamente un control ideológico, sino militar en la región más alejada del sur este de la Nueva España. 
 
Jazmín Paz y Celcar López Rivero se refirieron al trabajo de campo realizado en la capilla católica que se ubica en la zona arqueológica de Oxtankah, a las características arquitectónicas de la misma, y al contexto histórico en que fue creada: para dominar a los pobladores de este sitio.
 
Miriam Gallardo y Rosa Canul hicieron lo mismo pero respecto de las ruinas de una iglesia construida en Chinchanhá, que supuestamente fue construida bajo órdenes de la corona española en 1687, para evangelizar y someter a los indígenas e imponer no sólo el poder militar y político, sino también religioso.
 
Jorge Gamboa y Catalina Zumarán expusieron sobre el origen de la iglesia de Bacalar,dedicada en la actualidad a San Joaquín, en circunstancias complejas para la expansión colonial en una zona de difícil acceso físico y, a su vez, habitada por el pueblo maya que aún seguía rindiendo culto a sus dioses y nunca aceptó verdaderamente el coloniaje hispánico.
 
Finalmente, apoyado con teorías y conceptos de la historia del arte y la filosofía, Manuel Safar se refirió al fuerte de San Felipe, bastión militar que se ubica frente a la Laguna de los Siete Colores, pero más que repetir la historia conocida y divulgada en numerosos textos, expuso su visión sobre las características estéticas de esa fortaleza colonial.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios