|
(Agencia Reforma)
(Agencia Reforma)

Alejandro Gael Montiel Hernandez                 
Ciudad de México.- El grupo español OHL habría pagado 4.6 millones de dólares al ahora Rey emérito español, Juan Carlos I, por su presunta intervención en una venta de terrenos en Playa del Carmen,  en los años 90, según el portal español Ok Diario.

La transacción se realizó, presuntamente, a través de Álvaro de Orleans, primo y aparente prestanombres del Rey emérito. Esto, de acuerdo con su testimonio ante el fiscal suizo Yves Bertossa en 2018, al cual el medio tuvo acceso.

"A mediados de los años 90 tuve conocimiento de unos terrenos destinados a la venta en México, para ser más exactos en Playa del Carmen", dijo Orleans al fiscal.

"Estos terrenos pertenecían a una empresa caribeña, esencialmente mexicana, de la cual no recuerdo el nombre. Esta empresa quería vender dichos terrenos y yo pensaba que era más interesante explotarlos", agregó, según consta en el documento.

Orleans aseguró que, como remuneración tardía por su ayuda y por aportar "su visión del proyecto", el 25 de mayo de 2009 obtuvo un cheque por 4 millones 689 mil 930 dólares de la empresa española Huarte (en ese entonces ya parte del grupo OHL).

También te puede interesar: Dan visto bueno a millonaria inversión en Mayakoba

El pago habría sido realizado a la cuenta de la fundación Zagatka de Ginebra, de la cual De Orleans aparece como principal beneficiario.

Sin embargo, según la investigación de la Fiscalía suiza, es en realidad una cuenta de banco usada por el Rey Juan Carlos I.

La empresa OHL niega la transacción

Por su parte, el grupo constructor negó a Ok Diario haber realizado dicho pago.

"OHL jamás ha abonado a Álvaro de Orleans ninguna cantidad en concepto de intermediación en la compra de unos terrenos para un proyecto inmobiliario en Playa del Carmen, en México", apuntaron.

Según Ok Diario, los terrenos podrían ser los del desarrollo Ciudad Mayakoba, donde OHL invirtió cientos de millones de euros.

Sin embargo, la empresa española Huarte habría adquirido los terrenos a finales de los años 70, por lo que no está claro a qué proyecto se refiere De Orleans ni por qué la comisión llegó décadas después de la transacción.

Actualmente, el rey Juan Carlos está en la mira de varios casos de corrupción, aunque el Congreso español se ha negado a proceder en su contra.