22 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

¿Se debe decir la verdad a los niños sobre Santa Claus?

Estudios revelan que los menores quienes creen tienen mejores habilidades sociales.

La mayoría de los niños no resultan desolados del todo al descubrir la verdad. (Contexto/Internet)
La mayoría de los niños no resultan desolados del todo al descubrir la verdad. (Contexto/Internet)
Compartir en Facebook ¿Se debe decir la verdad a los niños sobre Santa Claus?Compartir en Twiiter ¿Se debe decir la verdad a los niños sobre Santa Claus?

Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Entre las cosas que más recordamos de la infancia, está la ilusión de esperar a Santa Claus o los Reyes Magos, ¿o no? Y seguro que como papás has disfrutado aún más la esperanza de tus pequeños. Pero, ¿hasta cuándo mantener la fantasía?, ¿qué es mejor para los hijos? El portal de 'esmás' releva opiniones de psicólogos expertos que te ayudarán a decidir.

Antes de decir la verdad es importante que conozcas los beneficios de creer cuando los niños son pequeños para que les saques provecho:

Mejores habilidades sociales

Los niños que llevan unas vidas ricas en fantasías, como creer en los reyes o tener un "amigo imaginario", tienen mejores habilidades sociales que los demás niños, porque quizás les proporcionan oportunidades adicionales para experimentar pensamientos y emociones, explica la Doctora Jacqueline Woolley, profesora de Psicología y directora del Laboratorio de Investigación de Niños en la Universidad de Texas.

Permite crear un momento de ilusión, anhelos y expectativas en los pequeños, afirma Susana Carro Mangone, psicóloga clínica de Sanitas y directora del Centro de Psicoterapia Ecoute.

Transmite valores

Permite trasmitir valores éticos y humanos que están más allá de la única y exclusiva satisfacción de los deseos: como el valor de compartir, pensar en los más necesitados y aprender a agradecer.

"Las imaginaciones son muy necesarias, sobre todo en los niños, para su desarrollo y maduración, porque de estos sueños y fantasías surgen soluciones a los enigmas de la vida que estarán presentes a lo largo de su existencia adulta", explica la psicóloga Carro.

La mayoría de los niños no resultan desolados del todo al descubrir la verdad y cualquier malestar emocional que puedan sufrir debido a ello, es de una duración extremadamente corta, explican los psicólogos Carl J. Anderson y Norman M. Prentice en el estudio Enfrentando la realidad: Reacciones de los niños al descubrir el mito de Santa Claus.

¿Cuándo decirles la verdad?

En general los niños descubren la verdad por su cuenta a los siete años de edad y experimentan reacciones sobre todo positivas ante este descubrimiento y el aprendizaje que implica. Sin embargo, muchos padres no saben qué hacer o cómo reaccionar. Los expertos recomiendan:

A los 7 u 8 años 

"Hay que respetar que en la primera infancia se está en plena creencia y en el gozo del regalo, porque los padres, para el niño, son seres omnipresentes y omnipotentes, y esperar a que el encuentro con la verdad se produzca un poco más tarde, sobre los 7 u 8 años, cuando el niño atraviesa ese umbral y comienza a entrar en el camino del mundo de los mayores", indica Carro.

'Hacerse mayor'

Los niños necesitan ese momento crucial de hacer el pasaje del "todo es posible" a que existan los imposibles. Aprovecha la ocasión como un rito de iniciación para el niño, al permitirle "hacerse más mayor", compartir el secreto con los padres en relación con los hermanos pequeños y, que de esta forma, pueda pasar de un lado al otro de ese cuento de fantasías, explica la experta.

Detecta el momento 

Los niños suelen emitir señales de ha llegado el momento de decirles la verdad. Presta atención si tienen conductas de mayor autonomía, de sentirse mayor, de compartir algo con los mayores.

Descubrir la realidad

¿Decirles la verdad o revelarla "por casualidad"? Algunos psicólogos sugieren dejar que los niños descubran la verdad por sí mismos dejando que vean cuando los padres ponen los regalos o escriben las cartas con su propia letra. Depende de la personalidad de cada niño.

Sea cual sea tu decisión, nunca les digas la verdad como una pérdida o castigo.

Explícales que en la vida hay ilusiones que tenemos que dejar atrás pero que no por eso tenemos que dejar de disfrutar. Después de decirles, hagan juntos un álbum de fotos con los mejores momentos navideños.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios