23 de Octubre de 2018

Cancún

Borge frenó la transparencia

En la administración pasada se ignoraban las tasas de interés de la contratación de la deuda.

Anteriormente se desconocía cuánto se asignaba a cada dependencia del gobierno estatal. (Luis Soto/SIPSE)
Anteriormente se desconocía cuánto se asignaba a cada dependencia del gobierno estatal. (Luis Soto/SIPSE)
Compartir en Facebook Borge frenó la transparenciaCompartir en Twiiter Borge frenó la transparencia

Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La administración “borgista” cerró el paso para que el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) pudiera evaluar la transparencia del estado y esto llevó a desconocer las tasas de interés de la contratación de la deuda, fideicomisos, financiamientos a partidos políticos que son datos básicos e importantes de transparencia presupuestal, lo que puso en el último lugar a Quintana Roo a nivel nacional.

En la administración pasada, gobernada por Roberto Borge Angulo, hubo acercamientos y aunque el IMCO tuvo reuniones a través de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), no llegaron acciones concretas, mencionó Manuel Guadarrama, coordinador de Finanzas de IMCO, en entrevista a Novedades Quintana Roo.

También te puede interesar: Posponen fallo en el caso Borge

“Fue solo con la alternancia que Quintana Roo logró mejorar en la transparencia presupuestal, y de haber tomado en cuenta las recomendaciones que realizó el centro de investigación no hubiera registrado un endeudamiento tan alto”, agregó.

En días pasados, presentaron el Índice de Información Presupuestal 2017 en el que Quintana Roo escaló del lugar 32 al 16 con un puntaje de 85%, cuando un año antes era de 48% y reprobatorio ya que la contabilidad no era reportada.

No había acceso a cuestiones sencillas como cuánto asignaban a cada dependencia del gobierno estatal, lo que iban a destinar a educación, salud y transporte en un ejercicio fiscal.

En el caso de la deuda pública había nula información del tope de contratación que había en el estado y los niveles de endeudamiento, así como las participaciones que va a recibir y cuánto estaba comprometido.

Hasta el año pasado desconocían los plazos, el monto que iban a destinar al pago, las garantías que entregó el estado para financiar la deuda, las características de contratación que deben ser públicas, ya que es tan simple como si un banco tuviera que mostrar las tasas de interés e instrumentos a un cliente.

Este año ya sale reflejado en el presupuesto de egresos y ley de ingresos, dos documentos clave que evalúa el IMCO.

Las alertas que marcó el centro de investigación pudieron evitar casos de corrupción y desvío de fondos y es que la transparencia permite tener una fotografía de cómo gastan el recurso público.

Con la nueva administración ya tienen un mayor trabajo, además de que el IMCO desarrolla herramientas de trabajo que dan de manera gratuita a los gobiernos estatales y van desde un presupuesto modelo hasta lineamientos para tener un presupuesto ciudadano y así aterrizar la información para que sea atendida para todos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios