25 de Septiembre de 2018

Chetumal

Robos y asaltos, a la orden del día en fraccionamientos de Q. Roo

Varios habitantes han tomado medidas como poner rejas en sus hogares.

En el fraccionamiento “El Encanto” la inseguridad no ha cesado. (Ángel Castilla/SIPSE)
En el fraccionamiento “El Encanto” la inseguridad no ha cesado. (Ángel Castilla/SIPSE)
Compartir en Facebook Robos y asaltos, a la orden del día en fraccionamientos de Q. Roo  Compartir en Twiiter Robos y asaltos, a la orden del día en fraccionamientos de Q. Roo

Celcar López/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- A los pocos meses de que se entregaron las casas en el fraccionamiento “El Encanto”, la inseguridad no ha cesado, tanto el robo a casas como los asaltos persisten, ya sea en el día o en la noche, declaró Ernesto “N”, vecino del fraccionamiento.

El entrevistado aseveró que han entrado a robar a su casa, a la de su vecino e intentado entrar a la tienda de la colonia, lacual tiene “doble seguro”. 

También te puede interesar: ¡Miedo! Aumenta la demanda de seguridad privada

Varios habitantes han tomado medidas provisorias como poner rejas en sus hogares, y la restauración de las mallas periféricas y una pared para separar dos condominios, a consecuencia de la inseguridad.

El entrevistado mencionó que hace falta mayor seguridad pues están rodeados de vándalos y de personas dedicadas al robo, que vienen de colonias vecinas y hasta del propio fraccionamiento,  mientras que los policías no llegan a tiempo al llamado de una emergencia “y no hacen lo suficiente para perseguirlos” y montar una vigilancia adecuada.

Escasa vigilancia policial

Aseveró que la Policía transita pocas veces en las calles principales del fraccionamiento, pero no puede ingresar a los condominios ya que este sector habitacional no ha sido municipalizado.

Pueden notarse casas abandonadas y casas habitables con cristales rotos, áreas baldías atiborradas de basura y otros desperdicios que los propios vecinos ocasionan, declaró Mirna “G”, ama de casa.

Según la entrevistada domina la insalubridad, pues los vecinos sacan la basura a diario situándolas sobre los camellones y las calles, adjuntándose este foco de contaminación, pues el camión recolector pasa tres veces a la semana.

Aunado a esto los habitantes tiene que resolver los defectos estructurales de sus hogares, como reconstruyendo techos y paredes, lidiando con goteras y humedad que afecta la tablaroca de la arquitectura de las casas, y además, lidiar con las inundaciones en las épocas de lluvia, declaró Saday “G”, vecina del lugar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios