22 de Julio de 2018

Quintana Roo

¿Sabías que los niños suben entre 2 y 4 kilos en vacaciones?

Los hábitos alimenticios no son frecuentados durante los meses que los menores no acuden a clases.

Los menores se alimentan con mayor frecuencia con comida chatarra durante las vacaciones. (Consuelo Javier/SIPSE)
Los menores se alimentan con mayor frecuencia con comida chatarra durante las vacaciones. (Consuelo Javier/SIPSE)
Compartir en Facebook ¿Sabías que los niños suben entre 2 y 4 kilos en vacaciones?Compartir en Twiiter ¿Sabías que los niños suben entre 2 y 4 kilos en vacaciones?

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- De acuerdo con la Sociedad de Pediatría de Quintana Roo, las vacaciones de verano dejan sobrepeso en los infantes entre dos y cuatro kilogramos en periodo vacacional. Aurora Meza Morales, pediatra, comentó la importancia de fomentar la cultura de los buenos hábitos y mejorar la alimentación de los menores.

Lo que más disfruta Ernesto de sus vacaciones es levantarse al mediodía, ver televisión, jugar videojuegos, además en su hogar el alimento en esta temporada se vuelve más atractivo, papas fritas, hot dogs, sincronizadas, pizza, hamburguesas, tacos, y refrescos.

“Me gustan los fines de semana porque comemos lo que más me gusta, y entre semana algunas veces mi mamá llega con deliciosas sorpresas”, dijo el menor a sus compañeros de curso de verano cuando se les pidió describieran cuáles son sus hábitos alimenticios en las vacaciones.

También te puede interesar: ¿Tu panza hace grrrr? Tal vez se está limpiando

La nutrióloga Nereyda Palma de la Maza, adscrita a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) Número15 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), comentó que las recomendaciones de una buena alimentación no deben ser abandonadas, ya que para los niños sería darles acceso libre a cualquier tipo de alimentos, dulces o líquidos azucarados.

Para lograr que haya un equilibrio entre las vacaciones y la alimentación de los niños, los especialistas recomendaron dejar fuera del alcance de los menores, golosinas y comida chatarra y cambiarlo por fruta y verdura picada para los refrigerios.

“Los niños deben ingerir tres comidas y dos colaciones en las que se debe incluir abundantes alimentos naturales, o bien, procesados, pero en cantidades recomendadas”, dijo Palma de la Maza.

Se recomienda que los niños consuman frijoles o lentejas; huevo, carne de res o hígado; cereales adicionados con hierro; espinacas, acelgas, verdolagas o brócoli, por su aporte de hierro.

Que los menores consuman la fruta con cáscara o verdura cruda, además de abundante agua simple y la leche limitarla a que sea sola y no con saborizantes.

Evitar el consumo de jugos, refrescos, aguas endulzadas, botanas, pasteles y golosinas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios