13 de Diciembre de 2017

Chetumal

Salario mínimo en Q.Roo no alcanza ni para comer

Estudios revelan que 45 mil, de los 250 mil, othonenses viven en pobreza alimentaria.

El poco salario no alcanza ni para lo más elemental, familias sufren pobreza alimentaria. (Enrique Mena/SIPSE)
El poco salario no alcanza ni para lo más elemental, familias sufren pobreza alimentaria. (Enrique Mena/SIPSE)
Compartir en Facebook Salario mínimo en Q.Roo no alcanza ni para comerCompartir en Twiiter Salario mínimo en Q.Roo no alcanza ni para comer

 

Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- Un obrero percibe apenas el 6 por ciento (mil 800 pesos) de lo que percibe un funcionario público con cargo de director general, de unos 30 mil pesos, ya sea municipal o estatal, cifra que le permite una calidad de vida de bajo nivel que en ocasiones no alcanza ni para un kilogramo de frijol, pan y leche al día.
 
El salario mínimo vigente para el sur de Quintana Roo es de 59.08 pesos, una homologación a nivel nacional permitiría más beneficios para los que menos tienen, dijo el secretario general de la Confederación de Obreros y Campesinos (CROC) en Othón P. Blanco, Cesar Antonio Luit. Estudios revelan que 45 mil, de los 250 mil, othonenses viven en pobreza alimentaria.
 
Lo anterior quiere decir que cada una de esas familias apenas si tiene los ingresos económicos suficientes para adquirir productos de la canasta básicas, consistente en granos, leche, huevo, tortilla, pan, entre otros.
 
El 49.7 por ciento (124 mil 250) de los habitantes en el municipio Othón P. Blanco sufre de pobreza patrimonial, esto quiere decir que renta una vivienda ajena, que sus ingresos no le permiten adquirir un terreno o casa propia.
 
En cambio, la calidad de vida de quienes “ostentan” cargos públicos es deliberadamente contraria, tienen a su disposición vehículos, cuentas bancarias, terrenos, casas, joyas, o cualquier lujo ostentoso, según Antonio Iuit. El promedio salarial oscila entre los 20 y 30 mil pesos, desde jefaturas de departamento o área hasta de dirección general.
 
Es durante el último mes del año, que los aguinaldos, caja de ahorro, bono navideño, salario fijo, se reparten a los trabajadores del sector público y privado, si bien esto ocurre, en el sector obrero-campesino la situación contiene un panorama diverso pues muchos de ellos no conocen esas prestaciones que marca la Ley Federal del Trabajo.
 
Tenemos la esperanza que a los mil 500 agremiados nos toquen aguinaldos pues es lo único que llega en Navidad para gastar en zapatos, comida y regalitos, después con la cuesta de enero regresamos a la realidad de nuestra situación económica, el aumento de un peso del salario mínimo hasta parece una burla, dijo.
 
Resultados del Sistema Integral de Gobernanza Urbana precisan que el 9.6 por ciento (24 mil) de los habitantes mayores de 18 años no tiene escolaridad alguno, impedimento para obtener cargos públicos de alto nivel, solo pueden acceder a los trabajos que se realizan en el sector obrero.
 
En el 77 por ciento de los hogares, es el hombre quien ese encarga de la manutención, cuando no tiene un trabajo remunerable o bien pagado la calidad de vida es menor.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios