25 de Septiembre de 2018

Chetumal

 / Sargazo

Sargazo, fuente de riqueza natural que inunda las playas de Q. Roo

El alga marina es usada como fertilizante además de que sirve para muchas funciones a diferentes tipos de fauna marina.

Las playas de de Quintana Roo han sido invadidas por la temporada atípica del arribo de sargazo. (Gerardo Amaro/SIPSE)
Las playas de de Quintana Roo han sido invadidas por la temporada atípica del arribo de sargazo. (Gerardo Amaro/SIPSE)
Compartir en Facebook Sargazo, fuente de riqueza natural que inunda las playas de Q. RooCompartir en Twiiter Sargazo, fuente de riqueza natural que inunda las playas de Q. Roo

Ernesto Neveu/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La invasión de sargazo en playas de Quintana Roo durante los últimos meses, obedece a una combinación de temperatura y condición nutricional que impulsa el crecimiento de la planta de manera natural e interanual.

Rafael Riosmena Rodríguez, actualmente Profesor Investigador del Departamento de Biología Marina de la Universidad Autónoma de Baja California Sur en La Paz, afirmó que la acumulación de plantas en las costas tiene origen en la intensidad del viento, que también estimula el crecimiento, pero además las desprende de su substrato, lo que provoca la migración, acumulándose en otro lado.

Este voluminoso depósito de plantas en las playas se ha dado en distintos países, no sólo del Caribe, pues incluso Sierra Leona, en la costa oriental de África, tuvo un capítulo severo en 2011.

También te puede interesar: Sargazo forma un escalón de 80 centímetros en Punta Cancún

Sin embargo, el sargassum o sargazo no es un desecho. No se trata de algas muertas que recalan en las playas como destino último.

Se trata de un ecosistema marino, bosques enteros, capaces por sí mismos de modificar su entorno.

“Nosotros hemos trabajado con el sargassum desde hace más de 20 años y conozco la problemática en el Golfo de México y el Caribe. Estas plantas se están acumulando en las playas en un proceso natural. Los bosques de sargassum son generadores de una riqueza específica”.  

Las especies de sargazo tienen variaciones en su crecimiento y biomasa.

Por cada especie hay una combinación de temperatura y condición nutricional que impulsa su crecimiento, aunque Riosmena Rodríguez descartó que el crecimiento responda exclusivamente a altas concentración de nutrientes, pues, en prácticas realizadas bajo este principio, pudo comprobar que los organismos se queman.  

Bajas temperaturas

“Pero si consideras un ambiente del agua de mar entre los 20 y 22 grados centígrados, concentración de nutrientes medianas y una gran cantidad de viento, encuentras las condiciones perfectas para un boom”.

Estas masas flotantes son muy importantes para la migración de peces, protección de tortugas en etapa juvenil, zonas de alimentación de delfines, alta diversidad de peces asociados con el sargassum –110 especies, 69 géneros y 57 familias–, sin contar que hay especies de anguila que usan este ecosistema para reproducirse y luego migrar a otras latitudes.

Con respecto del problema de tortugas marinas en Islas Barbados, donde muchas crías del quelonio mueren atascadas entre el sargazo acumulado en las costas de las zonas de anidación, el científico reconoció que es un daño colateral.

Por otra parte, el también doctor en Botánica por La Trobe University de Melbourne, Australia, subrayó que tirar el sargazo, es un desperdicio.

Dejan las algas en la basura

“En algunos países lo usan para generar fertilizante. En otros dejan las plantas para mantener las playas (Texas, en los Estados Unidos es ejemplo). Son dos alternativas lógicas. Aquí, en La Paz, el municipio las remueve y las tira a la basura. Es un desperdicio”.

El instituto Politécnico Nacional (IPN), en México, plantea ya un proyecto para fabricar harina a partir del sargassum del Golfo de California, con un periodo de recuperación de la inversión a siete años, conservadoramente hablando.

El científico reafirmó que se trata de un ecosistema marino, pero México no reconoce como tales a los bosques de sargassum y se abstuvo de firmar el tratado sobre el Mar de los Sargazos, que incluye a 47 países del Caribe, y que propone proteger

“Puede ser ignorancia, ya que muchos colegas lo quieren poner como parte de arrecifes rocosos. Tal vez es un dilema de discusión filosófica entre gente de ciencia. Pero tú me dices qué tan grande es el Mar de los Sargazos. Flota y se mantiene vivo”.

Se trata de un enorme hábitat de 7.68 millones de kilómetros cuadrados, casi dos terceras partes del Océano Atlántico Norte.

Todas las playas del Estado han sufrido afectaciones por este fenómeno que ha inundado diversas playas también en Cancún y la Riviera Maya.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios