23 de Septiembre de 2018

Chetumal

Se entrega indocumentado hondureño; llevaba días sin comer

El sueño americano de Erick Josué Guillén Mendoza se fue esfumando poco a poco, luego de seis días en territorio mexicano.

Aspectos del joven indocumentado antes de ser trasladado al INM. (Archivo/SIPSE)
Aspectos del joven indocumentado antes de ser trasladado al INM. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Se entrega indocumentado hondureño; llevaba días sin comerCompartir en Twiiter Se entrega indocumentado hondureño; llevaba días sin comer

Juan Palma/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Llegó de paso a Chetumal con el sueño de llegar a los Estados Unidos, pero al quedarse sin dinero y no poder comprar alimentos durante un par de días, decidió entregarse a la Policía Municipal Preventiva (PMP). Se trata del hondureño Erick Josué Guillén Mendoza, de 21 años de edad. 

Seis días atrás, el indocumentado ingresó por la ribera del Río Hondo, a la altura de la localidad de La Unión; según sus palabras, huía de la marginación y la pobreza que prevalece en Honduras, buscando una fuente de empleo en el país del norte para enviarles dinero a sus familiares y mejorar sus condiciones de vida.

El joven centroamericano llegó con un grupo de amigos y dormían en las galeras de los cortadores de caña. En el día realizaban todo tipo de faenas para poder obtener dinero y comprar comida.

Sin embargo, dos días después, sus conocidos, con los que ingresó de manera ilegal al país, optaron por buscar un rumbo distinto.

Al no tener acompañantes, decidió trasladarse a Chetumal con la finalidad de buscar una ocupación, conseguir dinero y seguir avanzando rumbo al norte, pero nadie le dio trabajo por la falta de documentos y nula preparación académica.

La convicción de cumplir su sueño americano poco a poco se fue esfumando, mermado por el hambre que gradualmente comenzó a debilitarlo; la mañana de ayer, mientras caminaba sobre la calle Emiliano Zapata entre Insurgentes y Antonio Coria, decidió acercarse a un oficial de la PMP para darle a conocer su situación.

El agente, tras escuchar las eventualidades por las que atravesó el joven desde su ingreso al país, le pidió abordar una patrulla para trasladarlo hasta la estación regional del Instituto Nacional de Migración (INM) con sede en esta ciudad, localizada sobre la carretera federal Chetumal-Bacalar, tramo conocido como prolongación Alvaro Obregón, muy cerca de la entrada a la ciudad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios