21 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Se negó a ser lo que deseaba por la recriminación social

Olda Palma es una de las seis mujeres que son de tour operadoras en Puerto Juárez.

Olda Palma Domínguez desde hace cinco años se dedica a tratar con turistas. (Tomás Alvarez/SIPSE)
Olda Palma Domínguez desde hace cinco años se dedica a tratar con turistas. (Tomás Alvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook Se negó a ser lo que deseaba por la recriminación socialCompartir en Twiiter Se negó a ser lo que deseaba por la recriminación social

Itzel Chan/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La oferta de recorridos ecoturísticos en Puerto Juárez es una actividad común, sin embargo, entre los hombres que ofrecen estos paquetes a turistas se distingue Olda Palma Domínguez, que desde hace cinco años se dedica a tratar con turistas mientras ella conduce la lancha que los transporta a Isla Mujeres.

Diariamente se despierta cerca de las 6 horas para tomar el transporte que la llevará a su centro de trabajo.

Durante seis años trabajó como mesera en un restaurante cercano al puerto, pero el mar la conquistó.

Por mucho tiempo se negó a ser lo que deseaba por temor a la recriminación social y porque hasta entonces era una actividad que sólo la desempeñaban hombres.

Manejar una lancha no era problema para ella, pues su padre, de más de 50 años, se ha dedicado desde niño al mar, y de él aprendió con rapidez en su adolescencia cómo controlar el timón en medio de un día con mucho viento, lluvia o bien, cómo conducirse tranquilamente en medio de un día soleado.

También te puede interesar: Flores, el regalo infalible para el 10 de mayo

Causa sorpresa

Algunos turistas se sorprenden cuando una mujer es la que conduce el barco de Puerto Juárez a Isla Mujeres.

“Aprendí a navegar desde muy joven, con mi padre, aunque no me dediqué al principio a esto porque me rehusaba a creer que podía”, describió la madre de Michel Palma, que también aprendió a navegar.

Ellas han demostrado que la fuerza de la mujer no sólo es la del amor, sino son capaces de realizar trabajos que van más allá de casa.

Todos los días, Olda pasa horas bajo el sol vestida con camiseta de manga larga, y aunque para cualquier otra persona esto pudiera parecer una rutina, ella siempre espera del día vivencias distintas y extraordinarias.

“Nunca un día es igual, siempre hay experiencias distintas y nuevas personas por conocer”, es la filosofía de vida de Olda, quien ha sido reconocida por sus compañeros.

Actualmente hay 50 hombres y seis mujeres que se dedican a realizar el trabajo de tour operadores en Puerto Juárez.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios