10 de Diciembre de 2018

Chetumal

Se resisten en La Unión a ser reubicados

Consideran que pocas veces son amenazados por el aumento del río

En cada temporada de lluvias los habitantes del poblado se ven en riesgo ante el incremento del nivel del río Hondo. (Harold Alcocer/SIPSE)
En cada temporada de lluvias los habitantes del poblado se ven en riesgo ante el incremento del nivel del río Hondo. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook Se resisten en La Unión a ser reubicadosCompartir en Twiiter Se resisten en La Unión a ser reubicados

Paloma Wong/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los pobladores de La Unión se niegan a ser reubicados de sus viviendas, a pesar de que las autoridades respectivas han lotificado un terreno para que inicien con la construcción de sus casas en lugares alejados del río.

Su negativa se debe a que son pocos los días en que son amenazados con el aumento del caudal del río. En reiteradas, ocasiones las administraciones municipales han querido reubicar a 214 familias, de las 380 que habitan en la comunidad de La Unión, pues en cada temporada de lluvia se ven en riesgo ante el incremento del río Hondo.

El director de Protección Civil en Othón P. Blanco, Juan Manuel Zamarripa Pérez, dijo que hay una falta de cultura, porque las personas consideran que donde habitan no hay riesgo de sufrir alguna pérdida humana.

“La temporada de lluvias no es constante como en otros lugares. Ellos ven que en un año son de 10 a 15 días de afectación, por lo que en ese tiempo se van a casa de algún pariente o a los refugios y no pasa nada, entonces lo valoran así y por eso no se quieren ir”, comentó.

A diferencia de otras zonas de la República, el nivel del río Hondo incrementa lentamente, lo que da la pauta para que las familias que viven en la orilla del río protejan sus pertenencias y salgan a refugiarse con sus vecinos, familiares, e incluso, en el albergue.

Para que el río empiece a registrar una afectación en las viviendas, Zamarripa Pérez señaló que éste debe subir siete metros sobre su nivel normal, que es de dos metros con 40 centímetros cuando no hay lluvias.

El coordinador de Alcaldías, Delegaciones y Subdelegaciones del municipio, Tomás Juárez Ramírez, dijo que no dejarán desprotegidos a los habitantes del lugar, ya que al registrarse un fenómeno tropical o lluvias constantes, serán monitoreados para brindar la atención que se requiera.

“La Unión tiene cerca de 800 habitantes a quienes debemos proteger, pero ellos saben que tienen un refugio para pasar la contingencia, por lo que se resisten a salir del lugar, pero eso no impide tenerlos en monitoreo”, puntualizó Juárez Ramírez.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios