17 de Noviembre de 2018

Chetumal

Quintana Roo, sexto estado que castiga el maltrato animal

Esta medida nació ante la necesidad de contar con una legislación que sea aplicable.

El castigo va de seis meses a un año de prisión, si el maltrato no pone en peligro la vida del animal. (Harold Alcocer/SIPSE)
El castigo va de seis meses a un año de prisión, si el maltrato no pone en peligro la vida del animal. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook Quintana Roo, sexto estado que castiga el maltrato animalCompartir en Twiiter Quintana Roo, sexto estado que castiga el maltrato animal

Jorge Carrillo/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- La iniciativa de reforma a la Ley de Protección y Bienestar Animal de Quintana Roo nació ante la necesidad de contar con una legislación que sea aplicable, toda vez que la Ley de Bienestar Animal publicada en el 2010 resultaba obsoleta e inoperante.

El trabajo realizado por el Frente Unido de la Sociedad Civil Organizada por el Bienestar Animal de Quintana Roo, permitió que la entidad sea la sexta en el país que castiga con cárcel el maltrato animal al conseguir este año una adición al Código Penal vigente.

De acuerdo con el diputado Ramón Loy Enríquez, quien retomó el proyecto presentado de manera inicial a su homólogo José de la Peña Ruiz de Chávez, los objetivos de la iniciativa, son muy distintos a los de la Ley de Protección y Bienestar Animal, que como su nombre lo indica buscan garantizar el bienestar de los animales.

Explicó que llegar a la penalización del maltrato animal tiene el objetivo de inhibir las posibles agresiones en contra de animales y personas ante la amenaza de cárcel y apartar de la sociedad a los abusadores de animales por el riesgo que representan para la comunidad.

Destacó la importancia de detectar y brindar de manera oportuna el debido tratamiento psicológico y médico a los agresores así como a sus víctimas. Abundó en que la penalización del maltrato animal va más allá del bienestar de cada ser, ya que tiene serias implicaciones en la seguridad social, pues está por demás visto la correlación que existe entre el maltrato animal y la violencia humana, así como la delincuencia.

Admitió que las sanciones y castigos por estas acciones han sido históricamente muy laxas, hasta ahora empiezan a ser agravadas, cuando se ha demostrado su relación con la violencia intrafamiliar y abuso infantil.

Reconoció que en México no se ha avanzado en materia de estudios especializados respecto de esta relación, pero de acuerdo con cifras del Buró Federal de Investigaciones de los Estados Unidos de Norteamérica, (FBI), 87% los asesinos seriales, tienen antecedentes de maltrato hacia los animales y en la mayoría de los casos sus familiares y testigos nunca los denunciaron cuando cometían estos actos, ya que afirmaban que se trataba de “simples animales”, éstos signos pasaron por inadvertidos y las consecuencias fueron fatales, reflejándose en los numerosos casos de masacres que se tienen como referencia.

En este sentido, dijo que es importante que como autoridad se reconozca y enfrente los signos de la violencia para establecer medidas preventivas y correctivas necesarias que garanticen la seguridad de nuestra sociedad.

Los estudios basados en el abuso animal y criminología adulta, agregó, demuestran que las primeras instancias de crueldad hacia los animales tienen lugar a temprana edad y que una de las cosas más peligrosas que le puede pasar a un joven es matar o torturar a un animal y salirse con la suya, ya que esto puede ocasionar que varios jóvenes, se queden encerrados en un patrón de crueldad que generalmente va escalando con la edad y se manifiesta en la adultez en la forma de violencia hacia las personas.

El legislador perteneciente a las filas del Partido Verde Ecologista de México subrayó que por lo anterior, las investigaciones deben servir para alertar a autoridades, líderes sociales, maestros y padres de familia, sobre la importancia de la crueldad animal como indicador potencial de relaciones familiares disfuncionales y conductas futuras antisociales y agresivas en contra de personas.

Recordó que el “Frente Unido de la Sociedad Civil Organizada por el Bienestar Animal de Quintana Roo”, impulsado por organizaciones civiles como Proanimal y el Colegio de Médicos Veterinarios de Quintana Roo, y que en la actualidad es apoyado por más de 35 organismos, entre Asociaciones Protectoras de Animales de seis municipios del estado, así como organismos nacionales e Internacionales reconocidos como la WSPA, IFAW y Candi International, además de organizaciones de Protección al Medio Ambiente como CEMDA, Flora, Fauna y Cultura de México A.C., además de organismos en contra de la violencia.

Quintana Roo, subrayó, se convirtió en el sexto estado del país en avanzar en materia de cuidado y protección a la fauna luego de San Luis Potosí, Guerrero, Distrito Federal, Yucatán y Colima.

De acuerdo con las modificaciones realizadas al Código Penal Vigente para el Estado de Quintana Roo, el artículo 179 Bis, establece que “Al que injustificada e intencionalmente realice actos de crueldad en contra de cualquier especie animal, causándole maltrato evidente, pero que no pongan en peligro la vida del animal, se le impondrá de seis meses a un año de prisión y de veinticinco a cincuenta días multa”.

Agrega en su segundo párrafo que si las lesiones ponen en peligro la vida del animal las penas se incrementarán en una mitad de la pena señalada.

No obstante el numeral 179 Ter duplica las penas e indica a la letra que “Al que injustificada e intencionalmente cometa actos de maltrato  crueldad en contra de cualquier especie animal provocándole la muerte, se le impondrán de uno a dos años de prisión y de cien a doscientos días multa, así como el aseguramiento de todos los animales que pudiera tener bajo su cuidado o resguardo, de conformidad a lo dispuesto en la Ley de Protección y Bienestar Animal del Estado de Quintana Roo.

En caso de que se haga uso de métodos que provoquen un grave sufrimiento al animal previo a su muerte, las penas se aumentarán en una mitad.”

La modificación del Código Penal para anexar el delito de maltrato animal es difundida  en diversas páginas electrónicas por las organizaciones civiles que participaron en ella con el objetivo de socializarla, pues el fin es que se aplique que población y autoridades se concienticen y que al final de avance de manera real en la materia en beneficio de una sociedad más justa.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios