21 de Octubre de 2018

Quintana Roo

El SAT va tras los impuestos de los artesanos

En Quintana Roo hay aproximadamente tres mil personas que se dedican a la venta de artesanías.

El SAT pretende ingresar a su sistema de tributación a los artesanos de Quintana Roo. (Jesús Tijerina/SIPSE)
El SAT pretende ingresar a su sistema de tributación a los artesanos de Quintana Roo. (Jesús Tijerina/SIPSE)
Compartir en Facebook El SAT va tras los impuestos de los artesanosCompartir en Twiiter El SAT va tras los impuestos de los artesanos

Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Los artesanos son el nuevo blanco del fisco, ya que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) busca formalizarlos e incluirlos al Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), aunque con un esquema diseñado para ellos. 

Les ofrece durante el primer año el no pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y del Valor Agregado (IVA), de acuerdo con la información del SAT. 

Pero para aquellos que ganan menos de 300 mil pesos explica que no pagarán IVA por las ventas de las artesanías cuando sean ventas al público; y para los que tienen ingresos por arriba de los 300 mil sólo el primer año no pagarán impuestos, después incrementará 10% cada año hasta llegar a 100%.

También te puede interesar: Negocios de la Tulum se van al olvido por falta de turistas

Al ser formales pueden ofrecer facturas a sus clientes y entre sus obligaciones tienen que presentar sus declaraciones de manera bimestral. 

De acuerdo con el SAT, un artesano es aquel que tiene habilidades para elaborar bienes u objetos de identidad cultural, y están hechos por procesos naturales,  la materia prima transformada casi siempre se obtiene en la región que se habita y genera un valor agregado. 

Actualmente en el Estado hay cerca de 3 mil artesanos, de los cuales al menos 80% son informales y son apoyados por asociaciones y sindicatos como la Confederación de Trabajadores de México (CTM). 

Otra opción para tributar

Existe una segunda opción para inscribirse al SAT y es a través del adquirente o comprador, y en dicho esquema el artesano no tiene que presentar obligaciones fiscales, ya que el comprador lo hace por ellos, pero para ello sus ingresos deben ser menores a 250 mil pesos. 

Sólo deberá proporcionar datos generales para que lo inscriban, ya que el comprador  facturará a cuenta del artesano pero le retendrá el 5% de ISR y el 16% de IVA. 

El RIF es un régimen que inició a partir de 2014 con los cambios de la Reforma Hacendaria, con la intención de sumar al comercio informal a la formalidad y de esa manera obtener una mayor recaudación de impuestos. 

Hasta ahora en la zona norte del estado hay más de 70 mil contribuyentes inscritos en el RIF y para este año la intención es sumar 12 mil más. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios