Si no hay propinas, no hay comida: triciclero de Cozumel afectado por la Covid-19

Ponciano pertenece al Sindicato de Trabajadores Tricicleros en Acarreo de Carga y Descarga de Cozumel de la Región 89, Sección III de la Confederación de Trabajadores de México.

|
Con un tapabocas económico, pero eso sí, portando de manera impecable su uniforme, don Ponciano se mantiene a distancia para narrar la situación por la que atraviesan en el muelle de Cozumel. [Foto: G. Villegas]
Con un tapabocas económico, pero eso sí, portando de manera impecable su uniforme, don Ponciano se mantiene a distancia para narrar la situación por la que atraviesan en el muelle de Cozumel. [Foto: G. Villegas]

COZUMEL, Q. Roo.- “ Estamos aguantando, no queda de otra. No hay pasajeros en los barcos, no hay propinas y si no hay propinas, no hay comida. Hay días que nos vamos en blanco porque no hay carga para llevar y nadie solicita nuestros servicios”. Este es el panorama que enfrenta Ponciano Caamal Caamal y los más de 20 tricicleros que trabajan en el muelle de pasajeros de la isla Cozumel. 

“Mientras no haya turismo no vamos a poder recuperarnos. Yo vivo de esto, es mi único ingreso”. 

“Llevo 28 años trabajando en esto y nunca había visto nada parecido. Ni el huracán Wilma nos pegó así”, se lamenta el oriundo de Yucatán, quien llegó a la ínsula muy joven para trabajar, al referirse a la pandemia de coronavirus (Covid-19). 

Al inicio de la pandemia en Cozumel, a finales de marzo, cuando se detectó el primer caso de Covid-19, que se presume fue introducido a la isla por algún turista, sólo se había quedado activa una ruta para no dejar incomunicada a la isla. 

Esto provocó que los ingresos de Ponciano y sus compañeros del sindicato se redujeran de manera drástica. 

Con un tapabocas económico, pero eso sí, portando de manera impecable su uniforme, don Ponciano se mantiene a distancia para narrar que en un día bueno podía sacar entre 150 a 300 pesos, y si la carga era mucha, hasta más. 

“Pero eso era cuando llegaba el turismo, porque ahorita no está llegando nada”, expresa para luego agregar que no ha sido su caso, porque le ha tocado ganarse unos 50 pesos en el día porque “ha tenido suerte” (sic), ya que muchos de sus compañeros se van sin nada

noticias relacionadas