19 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Se dificulta el uso de la silla anfibia en playa Delfines

El usuario no debe permanecer más de 30 minutos en el agua.

Dos de cada 10 personas con capacidades solicitan el equipo. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Dos de cada 10 personas con capacidades solicitan el equipo. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook Se dificulta el uso de la silla anfibia en playa DelfinesCompartir en Twiiter Se dificulta el uso de la silla anfibia en playa Delfines

Rubi Velázquez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El desconocimiento o inclinación de las pendientes dificulta el uso de la silla anfibia en playa Delfines, también conocida como “El Mirador”.

Luis Miguel Javier Javier, es ejemplo de ello, ya que tras un accidente que lo dejó imposibilitado para caminar, recibió apoyo de dos elementos de la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat), para llegar a la costa, aunque el proceso tuvo sus dificultades.

El mes pasado, la baja afluencia de turistas a la playa por el cierre de la temporada decembrina, aumentó la visita de los cancunenses. Este es el caso de Luis, quien acudió con dos de sus compañeros de juego a playa Delfines, la única en Benito Juárez que cuenta con una silla anfibia, que es utilizada para que las personas con algún tipo de discapacidad puedan llegar al mar, por medio de las rampas.

Las múltiples ocupaciones de Luis ocasionaron que llegara alrededor de las 16 horas hasta el módulo de la Zofemat para solicitar la silla anfibia, ya que por medio de notas en el periódico se enteró de la existencia de este equipo. Sin embargo, en ese entonces, en el lugar no había señalamientos que invitaran a las personas con capacidades diferentes a pedir que les sea proporcionada la silla, y según comentó un elemento de la Zofemat, tampoco ellos hacían la invitación a los asistentes.

Destacó que dos de cada 10 personas con capacidades diferentes que acuden a la playa solicitan el equipo inclusivo. Para ello, es necesario llenar un formulario donde se especifica que el horario de uso es de las nueve a las 17 horas, y que un acompañante debe estar en todo momento sujetando la silla dentro del mar para evitar percances, ya que a pesar de que el aparato cuenta con llantas de material flotante, es responsabilidad del familiar acatar las indicaciones de los guardavidas. Se estipula a  demás que el usuario no debe permanecer más de 30 minutos en el agua.

Una vez entregado el equipo, Luis solicitó el apoyo de los elementos de la Zofemat para descender, a lo que contestaron que la lluvia se acercaba y que, aunque estaban en tiempo laboral, el descenso no sería rápido, pero que con gusto le ayudarían.

Cancún se abre al turismo inclusivo, y por ello es que también en plazas comerciales y demás espacios recreativos, se debería contar con elementos que faciliten el acceso de las personas que como él, presentan algún tipo de discapacidad, aseveró Luis Miguel.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios