20 de Septiembre de 2018

Chetumal

Sin supervisión ecológica, relleno de Laguna de Bacalar

Camiones de volteo cargados de piedra entran y salen del predio.

Se puede observar lodosa la zona de la Laguna de Bacalar. (Javier Ortiz/ SIPSE)
Se puede observar lodosa la zona de la Laguna de Bacalar. (Javier Ortiz/ SIPSE)
Compartir en Facebook Sin supervisión ecológica, relleno de Laguna de BacalarCompartir en Twiiter Sin supervisión ecológica, relleno de Laguna de Bacalar

Javier Ortiz/ SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Camiones de volteo cargados de piedra entran y salen del predio donde se está llevando a cabo el relleno de una porción de la Laguna de los Siete Colores desde hace tres semanas, lo que mantiene preocupado a los vecinos, porque suponen será para afirmar el fondo de esa zona dentro del agua, ya que anteriormente era una zona de manglares y por lo tanto, fangoso que imposibilita el atraque de embarcaciones.

A pesar de esta situación, Romel Cano Álvarez, gerente operativo de la Cuenca Bacalar, señaló que es competencia de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente revisar los excesos que se cometan y que como comité sólo pueden emitir puntos de vista, pues no cuentan con facultades para detener algún trabajo.

De acuerdo a vecinos del lugar, desde hace tres semanas aproximadamente, brigadas de trabajadores se encuentran laborando en un predio ubicado entre el balneario ejidal y el Club Naval, donde realizaron trabajos de relleno de alrededor de 50 centímetros en relación a los predios colindantes y el material de relleno alcanzó las orillas de la Laguna de los Siete Colores para ganarle terreno.

También te puede interesar: Destinarán recursos para problemática en Laguna de Bacalar

Cuando todos pensaron que las obras se detendrían tras la denuncia pública que se realizó, sorprendentemente los trabajos continúan con normalidad, con la diferencia que los trabajadores extremaron sus precauciones, incluso uno de ellos se encarga de la reja de entrada.

Llegan volquetes cargados de piedra

Cuando los volquetes cargados de piedra llegan, se detienen en la esquina, se baja el copiloto a abrir, entra la unidad y vuelven a cerrar el enrejado de madera, no sin antes voltear hacia todos lados, como si tuvieran algo que esconder. Al menor aviso de alguna persona ajena merodeando por el lugar, se reúnen para dialogar.

La orilla de la Laguna de Bacalar en esa zona, al menos a 100 metros a la redonda, se puede observar lodosa, lo que contrasta con el resto de otros sitios, como el balneario ejidal por ejemplo, que se encuentra a escasos 150 metros, y cuya orilla se puede observar transparente, a pesar que cada temporada vacacional reciba a miles de turistas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios