Sistema Arrecifal Mesoamericano, en situación crítica

El ecosistema incluye 60 Áreas Naturales Protegidas (ANP) declaradas oficialmente.

|
El sistema arrecifal tiene una extensión de mil 780 kilómetros. (Joel Zamora/SIPSE)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El Arrecife Mesoamericano se encuentra en una situación crítica, debido a la degradación del ambiente, producto del cambio climático y amenazas locales como la contaminación y modificación de hábitats costeros, asociada al desarrollo costero.

El Sistema Arrecifal Mesoamericano(SAM) se extiende mil 780 kilómetros a lo largo de las costas de México, Belice, Guatemala y Honduras y mantiene las economías locales y sustento de gran riqueza cultural de casi dos millones de personas.

El pasado mes de junio, la Sociedad Mexicana de Arrecifes Coralinos (Somac), llevó a cabo en Chetumal el IX Congreso Mexicano de Arrecifes Coralinos, donde 200 participantes de diversas instituciones de México y siete países presentaron 170 trabajos académicos, incluidas cinco conferencias magistrales, en busca de preservar este entorno. 

También te puede interesar: Cabildo autoriza nueva construcción a pocos metros de la playa

Las principales amenazas naturales del ecosistema son el cambio climático (aumento de temperatura) y los huracanes. Por otra parte,  las aguas residuales, el desarrollo costero no regulado, la pesca no sustentable y la falta de aplicación de las regulaciones también lo afectan pero estas corresponden a la acción del hombre.

Este evento consolidó a la Somac como la asociación que agrupa a los científicos con el potencial de generar conocimiento útil para la conservación de los arrecifes coralinos en México y Latinoamérica.

Inicia en Cabo Catoche, al norte de Quintana Roo, México, bordea las costas de Belice y Guatemala para finaliza en el complejo Islas de la Bahía/Cayos Cochinos en la costa norte de Honduras. Se considera el sistema arrecifal de barrera más grande del Mar Caribe y el segundo del mundo, después de la Gran Barrera Arrecifal Australiana.

Se caracteriza por arrecifes de borde, de barrera y atolones, cayos, islas, humedales costeros, lagunas arrecifales y costeras, praderas de pastos marinos y bosques de manglar. Incluye 60 Áreas Naturales Protegidas (ANP) declaradas oficialmente, que proveen hábitat críticos para la alimentación, anidación y crianza a una flora y fauna excepcional de alta biodiversidad, algunas de las cuales son especies de importancia comercial, amenazadas o en peligro de extinción. Además, contribuye a la estabilización y protección de los paisajes costeros y al mantenimiento de la calidad del agua marina.

Cargando siguiente noticia