18 de Diciembre de 2017

Quintana Roo

Son mujeres el 60% del ambulantaje en Cancún

El 40% de ellas son madres solteras y es su único sustento para el hogar.

Algunas trabajan como apoyo a su esposo para mejorar la economía familiar. (Consuelo Javier/SIPSE)
Algunas trabajan como apoyo a su esposo para mejorar la economía familiar. (Consuelo Javier/SIPSE)
Compartir en Facebook Son mujeres el 60%  del ambulantaje en CancúnCompartir en Twiiter Son mujeres el 60%  del ambulantaje en Cancún

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El comercio informal en Cancún tiene pinceladas rosas, pues son las mujeres quienes más se inscriben para dedicarse a la venta en la vía pública. De tres mil 800 comerciantes ambulantes, más de 60% es del sexo femenino, de acuerdo con información de la Dirección de Comercio en la Vía Pública del Ayuntamiento de Benito Juárez.

Tan sólo en la franja ejidal se concentran más de dos mil del padrón total, sobre todo, en fraccionamientos como Villas Otoch, Prado Norte, Corales, entre otras zonas. 

El ambulantaje en Cancún es un tema de género, debido a que la venta es generada más por mujeres jefas de familia que por hombres, explicó Héctor Vladimir Vallejo Molina, director de Comercio en la Vía Pública. 

También te puede interesar: Reportan más de tres mil locales de comida en Cancún

De este porcentaje 40% son madres solteras, y es su único sustento, y 20% lo hace como apoyo a su esposo para mejorar la economía familiar. 

En el tiempo que ellas laboran, sus hijos acuden a la escuela, sin embargo cuando no están en edad escolar, permanecen a su lado o bien al interior de su hogar y en algunos casos sin supervisión de algún adulto. 

Un ejemplo es Rosa Canché Mejía, de 35 años de edad, quien es originaria de Campeche. Ella se dedica a la venta de pollo fresco en el perímetro de la Supermanzana 23. 

Comentó que en los tres años que lleva dedicada al negocio, al menos en cuatro ocasiones ha tenido que trabajar acompañada de su hijo enfermo. “No puedo dejarlo solo en la casa y lo encomiendo a Dios para que no se me empeore”, comentó.

De acuerdo con el Estudio de Monitoreo de la Economía Informal (EMEI), los vendedores ambulantes son uno de los tres grupos de trabajadores en la economía informal.

Venta de alimentos

De las féminas que se dedican al ambulantaje, la mayoría opta por alimentos, otras prefieren el giro de fruta, verdura, legumbres y perecederos; hay quien prefiere ser innovadora y apuesta por ofrecer sus conocimientos de estilista o echar a volar su creatividad decorando uñas en puestos improvisados en la vía pública, en algunos tianguis de Cancún o bien en las inmediaciones del parque de Las Palapas.

La mayoría de las ambulantes son madres solteras y esto las convierte en único sustento de su hogar. Algunas aprovechan la oportunidad cuando viven frente a un centro escolar y sacan su puesto improvisado para ofrecer, sobre todo, comida.

Vladimir Vallejo comentó que como parte de la nueva imagen del centro, ya no hay nuevos permisos en el primer cuadro del centro y tampoco se dan en las inmediaciones de las escuelas. 

“Que no puedan vender en el centro, no implica que se les niegue la oportunidad de trabajar, se tiene la opción de ubicarlos en zonas de la periferia, en donde su venta será más productiva al no haber competencia en el mercado”, explicó el funcionario. Sin embargo, aquellos ambulantes que sean encontrados vendiendo en la calle, podrían ser acreedores a una sanción de cuatro a 10 mil pesos.

Para comerciantes ambulantes cercanos al Sindicato de Taxistas en la Ruta 4, el hostigamiento policial, la confiscación de mercancía, los sobornos y la falta de un lugar seguro han contribuido a que quienes inician en el comercio informal abandonen el negocio en los primeros meses. 

Quien se dedique a la venta de alimentos como frutas, verduras o comida preparada, deberá estar avalada con una licencia sanitaria que expide la Comisión Federal de Protección y Riesgos Sanitarios (Cofepris), sin embargo, Ana María Poot Un, originaria de Tizimín, Yucatán, aun con dicho permiso, en dos ocasiones ha sido sujeta a confiscaciones de mercancía. 

Vendedores ambulantes de la Región 228 señalan que el plan de limpieza urbana les trajo malas ganancias, pues algunos fueron reubicados y desde entonces no han visto buenos resultados. 

De acuerdo con Vallejo Molina, los vendedores ambulantes también reactivan el mercado en la zona, pues compran de la tiendita de la esquina algún producto para la preparación o acompañamiento de sus alimentos, ayudando con ello a que la venta sea no solo en beneficio del ambulante, sino también de la tienda o comercio cercano al puesto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios