16 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Exhortan a padres a corregir a menores

El psicólogo Saúl García Argote manifestó que un menor debe ser guiado en la niñez para evitar malos hábitos de conducta.

El psicólogo Saúl García Argote aseguró que las malas conductas pueden nacer desde que son muy pequeños. (Redacción/SIPSE)
El psicólogo Saúl García Argote aseguró que las malas conductas pueden nacer desde que son muy pequeños. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Exhortan a padres a corregir a menores Compartir en Twiiter Exhortan a padres a corregir a menores

Licety Díaz/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- Un menor debe ser guiado en la niñez y corregido a tiempo para que no generen malos hábitos de conductas y se conviertan en costumbres.

“Los menores de entrada son curiosos e inquietos, esto en ocasiones se confunde con mala conducta, cuando un  menor por la propia inquietud de la niñez no es guiado o no es corregido a tiempo esos hábitos de comportamiento puede complejizar el problema”, comentó el psicólogo Saúl García Argote.

Señaló que por lo general los infantes imiten conductas de las personas que están a su cargo y reproducen las mismas en otros contextos como en la escuela o con sus amigos.

Otro factor es que el menor esté pasando por una situación emocional compleja como pérdida, separación de los padres, entre otras circunstancias que pueden derivar en comportamiento errático, grosero e incluso puede llegar a desafiar los imites y la autoridad.

Nelly Prieto Mendoza, psicoterapeuta y especialista en Desarrollo Humano dijo que siempre detrás de una mala conducta está la necesidad del niño o niña de ser escuchado ante un problema que los aqueja, además de ser comprendido. Detrás de la violencia verbal o física se oculta un problema encubierto.

Este tipo de comportamiento rara vez se manifiesta de golpe. Aunque quizás los papás no se den cuenta, los pequeños que tienen dificultades de adaptación al medio social, son muy celosos, sufren de maltratos en su hogar o en el colegio, o los que tienen graves problemas académicos, manifiestan su malestar poco a poco.

En la medida en que sus leves llamados de atención no son percibidos irán subiendo en su gravedad. Es por eso que los papás deben estar atentos a todas las conductas de los hijos, indicó Prieto Mendoza.

Dijo que las malas conductas pueden nacer desde que son muy pequeños. Puede volverse más que exigente cuando no se cumplen sus pedidos, haciendo escenas de caprichos. Más adelante, en la pre-adolescencia surge la rebeldía ante los límites establecidos por sus progenitores, y en la adolescencia pueden incluirse reacciones ante situaciones sociales que los aquejen.

Un menor con mala conducta puede que esté viviendo un período de insatisfacción en cuanto a sus aspiraciones, o bien tener falta de inhibición, manifestándose con violencia cuando algo no le gusta.

Explicó que ante el mal comportamiento de los pequeños, los padres deben observar permanentemente las conductas de sus hijos y reflexionar ante cualquier cambio. Deben hablar con él, de manera clara y adulta, y nunca castigarlos de manera física o verbal, de ser necesario no deben temer pedir ayuda a un profesional.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios