16 de Diciembre de 2018

Chetumal

Regresa "pokemón" a la percepción infantil... en forma de droga

Niños son engañados para consumir nueva pastilla: les prometen que podrán ser entrenadores, como los del programa de televisión.

Las pastillas son ofertadas en color verde, amarillo, rosa, rojo o azul. (Archivo/SIPSE)
Las pastillas son ofertadas en color verde, amarillo, rosa, rojo o azul. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Regresa "pokemón" a la percepción infantil... en forma de drogaCompartir en Twiiter Regresa "pokemón" a la percepción infantil... en forma de droga

Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Una nueva droga conocida como “pokemón” ha invadido las calles y está dirigida al mercado estudiantil de nivel preescolar y primaria, donde los “dealers” aprovechan la ingenuidad y vulnerabilidad de los infantes, de entre cuatro y 12 años de edad, para hacerles creer que al consumirlas se convertirán en entrenadores de figuras de acción similares a las vistas en programas de televisión del mismo nombre. 

Esta pastilla de color verde, amarillo, rosa, rojo o azul, esté compuesta por metilen dioximetanfetamina (MDMA), cristal o dietilamida de ácido lisérgico (LSD) y el último caso conocido por el Colegio de Médicos en Quintana Roo se originó en la Península de Yucatán, por lo que extreman precauciones para evitar que llegue a la geografía estatal. 

El argumento utilizado por los vendedores es que al consumir la pastilla de colores de nueva generación por la vía oral, la persona obtendrá el “poder” y podrá sostener batallas con aquellos que tengan la misma virtud.

La ingenuidad de los menores los lleva a pensar que existe algún método para convertirse en entrenador de un animal ficticio controlado y con la capacidad de desarrollar “poderes o magia”, que obviamente se alejan de la realidad.

Tan sólo en el nivel básico, en Othón P. Blanco existen más de 47 mil alumnos del nivel básico que podrían ser abordados para consumir el alucinógeno químico de nueva generación, tanto en el exterior como en el interior de más de 150 planteles escolares en la zona urbana.

El presidente del Colegio de Médicos en Quintana Roo, Francisco Javier Lara Uscanga, explicó que con el inicio del ciclo escolar 2013-2014 también se reactiva la llegada de tiradores de droga en el área perimetral del plantel educativo, pero lo grave del caso es que no descarta que al interior existan alumnos que deban cubrir cuotas de venta de “tachas”, inducidos por sus padres.

El costo de este tipo de pastillas es mucho menor, de entre 20 y 40 pesos, exactamente adecuado para lo que podría traer el bolsillo de los estudiantes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios