19 de Junio de 2018

Quintana Roo

Taxista detenido en balacera, objeto de abuso policial

El taxista detenido junto con un pasajero ligado a la balacera desatada el pasado viernes, denuncia haber sido objeto de abuso policial.

El taxi, con número 1023,estuvo desaparecido más de media hora. (Redacción/SIPSE)
El taxi, con número 1023,estuvo desaparecido más de media hora. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Taxista detenido en balacera, objeto de abuso policialCompartir en Twiiter Taxista detenido en balacera, objeto de abuso policial

Ernesto Neveu/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El taxista detenido junto con un pasajero que en principio fue ligado a la balacera desatada por la Policía Municipal Preventiva (PMP) el pasado viernes, denunció haber sido objeto de abuso policial la noche de los hechos, puesto que tras ser detenido de manera arbitraria por tres supuestos policías vestidos de civil, comisionados al ranchoEl Mostrenco”, estos individuos, equipados con armas largas y radios con frecuencia policiaca, se lo llevaron de “paseo”. 

“Yo llevaba un pasaje a Calderitas. El señor me dijo regrésame porque voy al fraccionamiento Caribe. Yo pasé por donde estaba acordonada la zona y frente a la entrada a Pacto Obrero di la vuelta en 'U y pasamos enfrente de los policías. A este señor se le ocurre sacar la cabeza por la ventanilla y recordarles hasta no más. Yo seguí avanzando porque en ese momento estaban en que había que avanzar, en ese momento me pudieran haber detenido. Yo seguí y me detuvieron pasando el rancho El Mostrenco”, relató Jorge Bartolo Pat Nah, taxista que ni la debía, ni la temía.

Ahí lo interceptó un vehículo particular, el que venía como copiloto gritó que se detuviera mientras le apuntaba con un arma larga y, frente a tales argumentos, el taxista se orilló y detuvo su marcha.

“Me bajaron de mi vehículo a punta de golpes y me subieron al que traían ellos. Me llevaron por toda la Calzada Centenario, luego por la Zapata hasta llegar a Insurgentes y ellos, ahora sí que hablando por teléfono aunque traían radios. Yo les decía que ya me dejaran, que mi esposa me estaba esperando; ¡Cállese! me gritaban, y me daban más golpes. El taxi lo desaparecieron más de media hora. Luego, de regreso a la Centenario, se iban parando y cuando llegamos a la calle Pucté, se paran otra vez y el taxi nos rebasa, ellos hablando con sus famosas claves y me llevan al lugar de los hechos”, detalló.

“Se estacionaron detrás de una camioneta y ahí lo entregaron a la policía. Cuando le dijeron que tomara sus pertenencias, ya se habían llevado 600 pesos de dos liquidaciones y lo que correspondía para gasolina”, abundó.

“Fue en la Procuraduría que yo me enteré que los señores que nos detuvieron eran policías municipales comisionados al rancho El Mostrenco. Estuvimos de las 10 de la noche (viernes) hasta las seis o siete de la mañana (sábado) en la Policía Municipal. Nos llevaron a la PGR, pero no nos recibieron, no sé por qué. Y ya como a las ocho de la mañana me presentaron. Luego me entero que me acusan por portación de arma, drogas, ultrajes a la autoridad. Esos fueron los cargos que me pusieron”, platicó.

 “Me dejan libre por falta de pruebas y por la incongruencia en las declaraciones de los policías. Eso fue el domingo. Yo salí el lunes a la una, una y media de la madrugada del lunes. Y voy a proceder en contra de esta gente. Me estoy asesorando con un abogado para levantar mi demanda en contra de las personas que me hicieron pasar este mal rato”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios