25 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Taxista de Cancún crea sistema de seguridad

“Carlinga protectora para taxistas”, como la llamó E. B. L, está elaborada con materiales reciclables.

Invirtió cuatro mil 500 pesos en su seguridad y el producto final terminó en cuatro piezas que blindan al conductor. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Invirtió cuatro mil 500 pesos en su seguridad y el producto final terminó en cuatro piezas que blindan al conductor. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook Taxista de Cancún crea sistema de seguridad Compartir en Twiiter Taxista de Cancún crea sistema de seguridad

Alejandra Galicia/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- Por la necesidad de sentirse seguro en su jornada laboral y evitar robos a mano armada, el taxista E. B. L., de 76 años de edad, creó su propio sistema de seguridad que el mismo autodenominó “Carlinga protectora para taxistas” elaborada con materiales reciclables entre ellos un tubo de carriola y parte de aluminio de un carrito de supermercado recogidos en almacenes de chatarrería, un pedazo del marco de una ventana y retazos de fibra de vidrio.

E. B. L., ha trabajado como taxista por más de 18 años, conoce a la perfección las calles y avenidas de la ciudad, también es consciente de la inseguridad que vive al laborar por las noches en su taxi.

En octubre del 2012 el operador compartía el taxi con su hijo E. B. S. y en una jornada laboral sufrió un asalto a mano armada que afectó severamente la tranquilidad y la economía de su familia, debido a esa situación el taxista decidió encontrar una solución que protegiera a su hijo.

La Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito (SMSPyT) en su último informe policial reportó de agosto a octubre de este año siete casos afirmativos de robos a taxistas que pidieron auxilio al 066.

Durante 15 días el taxista trabajó en la búsqueda de materiales resistentes y económicos para realizar la “Carlinga protectora” y a través de diseños elaborados con madera de triplay y componentes reciclables creó el molde adecuado que escudó su taxi.

Invirtió cuatro mil 500 pesos en su seguridad y el producto final terminó en cuatro piezas que blindan al conductor y divide al pasajero, el molde es para automóviles Tsuru, integró un espacio para recibir el cobro de sus servicios y otro para entregar el cambio, además en caso de accidente el taxista implementó compartimientos que le permiten escabullirse del lugar debido a que la “carlinga” es desarmable.

“Me siento orgulloso, lo hice por mi protección y ahora estoy más seguro de transportar a mis pasajeros”, comentó mientras observaba su taxi.

Actualmente el taxista a sus 76 años trabaja en el proyecto de patentar su idea pero tendrá que esperar hasta el próximo año ya que no tiene el dinero para los trámites ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

“Quiero patentizarlo, pero no tengo dinero, es una buena idea y quiero que todos los taxistas estemos protegidos”, finalizó. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios