15 de Octubre de 2018

Quintana Roo

'Te doy todo, pero no me lastimes'

Delincuente arrebata las pertenencias de una joven mujer en la zona de El Crucero.

Elementos policíacos detuvieron al individuo. (Archivo/SIPSE)
Elementos policíacos detuvieron al individuo. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook 'Te doy todo, pero no me lastimes'Compartir en Twiiter 'Te doy todo, pero no me lastimes'

Victoria González/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- María N, salió de su negocio familiar, ubicado en la zona de “El Crucero”, a las 22 horas. Como es costumbre esperaba su autobús a unas cuadras, pero a diferencia de otros días, el paradero estaba poco iluminado, ella era la única persona que esperaba.

El cruce de las avenidas López Portillo y Tulum, no tenía la misma cantidad de personas que circulan entre la mañana y la tarde. Como no llegaba nadie, María N, madre de dos pequeñas, sentía escalofrío porque estaba sola y traía la ganancia del día. Fue cuando se percató que a poca distancia un hombre alto, robusto, de cara larga y piel morena se dirigía a ella con rapidez. Ella no sabía qué hacer y cómo reaccionar, pensó que todo era producto de su imaginación, pero su sorpresa fue que sin darse cuenta el individuo ya la había tomado por la espalda y la amenazaba con un cuchillo doméstico en su cuello.

Asustada, pensaba que de hacer algún movimiento el hombre podría cortarle la garganta. El asaltante le habló al oído: “Dame todo lo que traes, dame tu bolso y tus celulares”. Ella respondió: “Te doy todo, pero no me lastimes”, pensaba en sus dos hijas, no puede dejarlas desamparadas. Al entregarle sus pertenencias, el ladrón se echó a correr. La joven ama de casa, de 29 años, en segundos cambió su temor por enojo y decidió correr tras él sujeto, fueron metros a una velocidad acelerada, recuerda, lo alcanzó y entre los pies del ladrón, ella puso uno de los suyos, el hombre cayó de boca y el cuchillo salió volando.

Apoyo

Las personas que se percataron de lo ocurrido, se acercaron rápidamente para enterarse de lo que sucedía y al escuchar que la mujer les decía: “No lo dejen escapar que es un ladrón”, lo detuvieron y enseguida dieron parte a la Policía Federal, que en pocos minutos acudieron al llamado seis patrullas. Después de verificar la declaración de María, se llevaron detenido al ladrón.

Dos días después, la víctima fue llamada por personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) para rendir su declaración y presentar la denuncia del robo. La mujer, acompañada de un vecino, asistió y al estar sentada en la agencia del Ministerio Público número 11 con detenido, dijo: “Tengo miedo que lo dejen libre, pero ya estoy fastidiada que en la ciudad uno no pueda trabajar y ganarse su dinero sin ser asaltado o asesinado”.

La denuncia

A pesar de su temor, la joven madre se enteró que el ladrón de nombre Venancio N, tiene una denuncia interpuesta en la PGJE por homicidio. Luego de unas horas en las oficinas y tras firmar la documentación correspondiente, se marchó a su casa con la esperanza de que las autoridades apliquen la ley contra quien resultó ser un presunto asesino.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios