19 de Abril de 2018

Cancún

Teme industria del juguete al Dragon Mart

El presidente de la Amiju, Miguel Ángel Martín González, dice que a lo que le tienen miedo es a la competencia desleal.

Desde hace muchos años los juguetes chinos han invadido el país. (Internet)
Desde hace muchos años los juguetes chinos han invadido el país. (Internet)
Compartir en Facebook Teme industria del juguete al Dragon MartCompartir en Twiiter Teme industria del juguete al Dragon Mart

 

Brisa Muñoz/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- Además del impacto ambiental que supone la construcción del Dragon Mart Cancún, está el económico y para Miguel Ángel Martín González, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria del Juguete (Amiju), uno de los 13 productos que se comercializarán en el mega proyecto; éste significará una competencia desleal, ya sea si sólo comercializará productos chinos como de otros países, mientras el gobierno mexicano no exija a las otras naciones igualdad de condiciones; es decir “una ley espejo” o en caso contrario se podrían perder millones de dólares, pues tan sólo en México, la industria del juguete representa dos mil millones de dólares en exportación.
 
De acuerdo con el líder nacional de los jugueteros, desde hace más de 10 años las importaciones chinas invadieron el país de manera indiscriminada y pusieron en jaque la industria que representa, situación que fue mejorando gracias a las cuotas compensatorias que el gobierno tuvo que imponer a los productos del gigante asiático por evitar una debacle en éste y otros sectores económicos, por lo que el anuncio de Dragon Mart, vuelve a traer miedo, pero como él mismo explicó, no a la competencia, sino a la competencia
desleal.
 
“Los productos chinos llegaron para quedarse, lógicamente que para una competencia leal lo que estaríamos buscando es que para que esos productos entren al país, primero se haga un estudio de la realidad de costos entre México y China, porque los industriales no le tenemos miedo a la competencia, lo que sí tememos es a la que sea desleal.
 
No estamos en contra de que vengan, de lo que sí estamos en contra es de que nos llenen de productos que no reúnan los requisitos de las normas mexicanas, que a nosotros nos exigen, y que si no cumplimos nos quitan
los productos del mercado y a ellos no”, acotó.
 
Martín González mencionó que hasta el momento él y sus asociados están relativamente tranquilos porque en días pasados el actual secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, expresó “si ellos (los chinos) quieren que nos abramos, vamos a negociar; ver que damos y qué nos dan”, lo que para él es un buen síntoma de que se podría regular el ingreso masivo de productos de origen chino, sobre todo para los jugueteros, que representan al país millonarios ingresos.
 
“Solicitamos y hemos tenido buena respuesta de las autoridades, como industria n acional; somos la tercera industria juguetera del mundo en exportaciones, pues exportamos dos mil millones de dólares al año, queremos que se haga un estudio en las diferencias en los costos de fabricación entre China y México; además, para que no se afecten nuestros empleos mexicanos es necesario que aquel producto que venga sea analizado y aplicar las mismas herramientas que nos proporciona la OMC, como serían aranceles del 35%; sería decir, van a venir
los productos, qué bien, pero en qué condiciones los mexicanos queremos que vengan.  Hacer una ley espejo, en la que lo que ellos quieran para su país es lo mismo que nosotros queremos para el nuestro”, dijo.
 
Con respecto a los cambios de Dragon Mart, que ya no se venderá como una sala de exhibición y compra sólo de productos chinos, sino como “un centro internacional de negocios”, el líder nacional puso en duda que ese esquema se vaya a cumplir, sobre todo cuando ésta, dijo, es una nación con una economía centralmente planificada; es decir donde la producción la rige el estado y éste elabora un plan periódico de producción.
 
“La afectación que tendríamos sería si hablamos de países que tienen una economía centralmente planificada, en este caso algunos países de Asia, siendo China la número uno, porque sería como disfrazar todo poniendo 100 tiendas chinas y una francesa, y 100 chinas más y una rusa o guatemalteca; aquí lo importante es saber qué productos van a traer y de dónde; porque si fuera que van a llenar el Dragon Mart con puro juguete de
Estados Unidos, no tendríamos ninguna solicitud, pero si es de uno con una economía centralmente planificada sí pedimos que se haga un análisis porque no queremos volver a las cuotas compensatorias”, concluyó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios