16 de Agosto de 2018

Opinión QRoo

Tolerancia cero, pero ya

Se vive en la actualidad una ola de violencia sin precedentes.

Compartir en Facebook Tolerancia cero, pero yaCompartir en Twiiter Tolerancia cero, pero ya

 Rodeado de los más altos mandos de las fuerzas armadas y Policía Federal en Quintana Roo, el gobernador Carlos Joaquín González pronunció hace unos días un fuerte discurso con gran sentido de urgencia en una ceremonia de destrucción de armas en Cancún, nuestro principal polo turístico que vive en la actualidad una ola de violencia sin precedentes. 

“En Quintana Roo hay cero tolerancia a la delincuencia. Para quienes quieran desestabilizar las instituciones, para quienes quieran generar pánico y destruir todo lo que se ha construido con el esfuerzo de todos, existe una sola expresión muy enfática: ¡aquí no lo vamos a permitir!”, fue el mensaje que lanzó con contundencia el mandatario justo en medio de uno de los momentos más críticos que atraviesa la entidad en materia de seguridad. 

Carlos Joaquín no es ajeno a la desesperación de la ciudadanía por los hechos violentos que parecen ir en ascenso; no ignora la frustración de los quintanarroenses al ver que nuestro bello estado y su próspera industria turística es amenazada por intereses malsanos de delincuentes sin escrúpulos y de grupos políticos que anteponen su agenda y sus intereses al bienestar colectivo. 

El gobernador está consciente que la paciencia de la población es cada vez menor y que es necesario que el gobierno dé muestras de fortaleza, de que no se amilana ante el enorme desafío que enfrenta, que no hay miedo y que la decisión sigue siendo no ceder ante las amenazas internas y externas.

Por eso nuevamente dio un paso al frente y reiteró su propósito, con un mensaje que no solo debe ser escuchado por los militares y mandos policiacos federales, sino también por los funcionarios con responsabilidad directa en el área de la seguridad pública y procuración de justicia que están lejos de dar los resultados esperados. 

En enero del año pasado, tras la masacre del Blue Parrot y el ataque a la vicefiscalía en Cancún, opiné en este mismo espacio que era necesario para el gobierno de Carlos Joaquín mostrar fuerza y mano dura. Lo escrito en ese entonces cobra hoy en día más vigencia que nunca, por lo que aquí reitero el llamado: 

“El gobierno de Carlos Joaquín González está siendo puesto a prueba, tanto en la arena política como en la social, y no debe mostrar resquicios de debilidad, porque cada vulnerabilidad será aprovechada por sus enemigos.

Es tiempo de mostrar fuerza, y la única forma de hacerlo es llegando al fondo del asunto y aplicando todo el rigor de la ley a los responsables; de hacer que por fin caminen los expedientes contras los ex funcionarios corruptos, pues el desprestigio social no es sanción suficiente. 

Es tiempo de mostrar fuerza, y de no doblegarse ante la delincuencia que, sin duda, seguirá amagando con querer imponerse a la fuerza del estado, como hasta ahora lo ha hecho. Es tiempo de mostrar fuerza, y dejar las simulaciones, verdades a medias y decisiones tibias de lado, para actuar con el rigor que el estado requiere en estos tiempos violentos”.

Es tiempo de aplicar cero tolerancia, pero ya.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios