12 de Diciembre de 2017

Cancún

Trabajadoras domésticas sobreviven con menos de $73 diarios

No tienen derecho a aguinaldo y mucho menos a canasta navideña o bono de fin de año.

Las mujeres que laboran en el hogar destinan 40 horas a la semana. (Contexto)
Las mujeres que laboran en el hogar destinan 40 horas a la semana. (Contexto)
Compartir en Facebook Trabajadoras domésticas sobreviven con menos de $73 diariosCompartir en Twiiter Trabajadoras domésticas sobreviven con menos de $73 diarios

Mauricio Conde/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Conforme estadísticas laborales del presente año, un total de 28 mil 262 ciudadanos quintanarroenses terminaron el año sin recibir ingresos como son aquellos que se encargan de las labores del hogar, de cuidar a adultos mayores, menores de edad o discapacitados; mientras que otros 190 mil 392 apenas cobrarán un salario mínimo diario, que son 73.04 pesos, sin derecho a aguinaldo y mucho menos a canasta navideña o bono de fin de año.

De acuerdo con datos proporcionados por la Subsecretaría de Empleo y Productividad Laboral de Quintana Roo, con cierre a noviembre pasado, además existen en la entidad personas que realizan labores del trabajo doméstico por menos de un salario mínimo, pues se tienen registradas en este renglón a 82 mil 81 personas, de las cuales 61.1% son mujeres y el resto varones.

También te puede interesar: Transporte terrestre estatal... ¿no contesta las llamadas?

Tan solo entre aquellos que trabajan, pero no reciben ingresos (38 mil 717), más los que perciben menos de un salario mínimo (82 mil 81) junto con los que cobran entre uno a dos salarios mínimos (190 mil 392), estamos hablando de una masa crítica de mano de obra integrada por 311 mil 190 empleados quienes a duras penas sobreviven en este destino turístico.

Se tienen registradas en este renglón a 82 mil 81 personas, de las cuales 61.1% son mujeres y el resto varones.

El dirigente de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos en Cancún, diputado Mario Machuca Sánchez, recordó que en el marco de la Centésima Conferencia Internacional  del Trabajo de la OIT en Ginebra se adoptó el 16 de junio de 2011 el Convenio 189 que promueve el  trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores del hogar, documento apenas ratificado por Uruguay y Filipinas, aunque está en el Capítulo XIII de la LFT, pero han aumentado algunas disposiciones al respecto.

Este Convenio tiene como normas mínimas la promoción y protección de los derechos humanos, protección efectiva contra todas las formas de abuso; condiciones justas de empleo incluyendo una vivienda digna, protección social, seguridad social, incluyendo prestaciones de maternidad.

Nivel nacional

Sin embargo, México  tiene pendiente ratificar este convenio para cubrir a cabalidad los derechos de las y los trabajadores domésticos, de preferencia a través de un contrato escrito.

Según cifras de la CONAPRED a nivel nacional  9 de cada 10 trabajadoras dedicadas al trabajo doméstico son mujeres y 95% de estas no tienen acceso a servicios de salud por parte del empleador y casi 80% carecen de prestaciones sociales.

Por su parte, la Encuesta Nacional Sobre Discriminación en México más reciente establece que el 34.8% de las trabajadoras del hogar consideran que su principal problema es tener mucho trabajo y poco sueldo.

Trabajadoras domésticas 

A su vez, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (2013) indica que de  casi dos millones y medio de trabajadores y trabajadoras domésticas de México, el 90 por ciento son mujeres. Tres de cada cuatro trabajadores  domésticos se encuentran en un estrato socioeconómico bajo o medio-alto, y solo cinco por ciento tiene estudios posteriores a la secundaria.

Conforme dicha encuesta, las mujeres que laboran en el hogar destinan 40 horas a la semana, en comparación con los hombres que solamente dedican 15 horas en un trabajo no remunerado, pero cuando existe paga la estadística crece hasta en 50 horas para los hombres y solo de 36 horas para mujeres.

Por ello, a la fecha, precisan los registros, las mujeres siguen destinando mucho tiempo a lavar, planchar, cocinar y cuidar menores de edad, a los adultos mayores y personas con alguna discapacidad, sin remuneración alguna, por lo que persisten las brechas de desigualdad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios