18 de Agosto de 2019

Cancún

Trabajan en revivir especie de corales prácticamente extinta en los años 70

Actualmente se está trabajando en sitios arrecifales de Puerto Morelos, Playa del Carmen, Mayakobá y Xcalak.

Paola Chiomante.
Paola Chiomante.
Compartir en Facebook Trabajan en revivir especie de corales prácticamente extinta en los años 70Compartir en Twiiter Trabajan en revivir especie de corales prácticamente extinta en los años 70

Alejandro Castro
CANCÚN, Q. Roo.- En los años setenta desapareció el 90 por ciento de los corales "acropora palmata", ahora buscan restaurar esta especie que fue predominante en el Caribe Mexicano.

Rodrigo García Uribe, de la organización Oceanus, indicó que en 13 años se han restaurado con éxito unas seis hectáreas de este tipo de coral en zonas del sistema arrecifal mesoamericano, aunque dijo, es apenas una mínima parte de lo que se perdió entonces por una enfermedad de blanqueamiento.

“Estamos poniendo nuestro granito de arena, pero en los años setenta que se dio este fenómeno de blanqueamiento murió una gran parte. Acropora palmata no se ha recuperado, era la especie más común en el Caribe y pasó a ser extremadamente rara, a veces pasamos dos días buscando sitios que nos puedan proveer de estos fragmentos”, explicó.

También te puede interesar: Encontronazo entre urvans deja 15 pasajeros lesionados

Se trata de una técnica de plantación que consiste en colocar los trozos de coral que se desprenden por el choque de embarcaciones o por eventos meteorológicos en una boquilla de PVC instalada en un vivero submarino hasta que llegue a determinado tamaño.

Luego se planta en una base de concreto y se coloca en la zona de restauración, para que ahí llegue a su tamaño adulto y tenga reproducción sexual.

Actualmente se está trabajando en sitios arrecifales de Puerto Morelos, Playa del Carmen, Mayakobá y Xcalak.

“Hemos estado recuperando, ya llevamos seis hectáreas, cada hectárea tiene 10 mil individuos de corales que ya están creciendo y alcanzando su etapa madura”, detalló.

Para prevenir que estos corales mueran nuevamente por la misma y otra enfermedad, como el Síndrome Blanco, de cada población de la que se sacan fragmentos se obtiene una parte de tejido vivo que se manda a analizar a la Universidad de Florida.

Estos estudios revelan el genoma del coral, para determinar cuáles son los genéticos sobrevivientes a las condiciones.

“Esto nos ayuda a saber qué genoma y qué genotipo sobrevivió y cuáles no. Y el genotipo que sobrevivió en más resistente, apuntó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name