12 de Diciembre de 2017

Chetumal

Traficantes de ganado en Chetumal burlan a las autoridades

La organización de grupos delictivos es el principal problema a abatir en las comunidades de la ribera del río Hondo.

El paso de cabezas de ganado por la frontera entre México y Belice de manera ilegal no ha sido erradicado. (Enrique Mena/SIPSE)
El paso de cabezas de ganado por la frontera entre México y Belice de manera ilegal no ha sido erradicado. (Enrique Mena/SIPSE)
Compartir en Facebook Traficantes de ganado en Chetumal burlan a las autoridadesCompartir en Twiiter Traficantes de ganado en Chetumal burlan a las autoridades

 

Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- La organización de grupos delictivos es el principal problema a abatir en las comunidades de la ribera del río Hondo, ya que de acuerdo a los resultados de investigaciones físicas por dicha área, el tráfico de ganado persiste. 
 
“Dichos delincuentes burlan a policías estatales y municipales para transportar de forma flagrante a los animales”, explicó el dirigente del Comité Estatal de Fomento y Protección Pecuario, Albino Enríquez Martínez.
 
El paso de cabezas de ganado por la frontera entre México y Belice de manera ilegal no puede ser erradicado si no se cuentan con los organismos encargados de vigilar permanentemente los 190 kilómetros que abarca.
 
Agregó que en épocas de escasez de creciente del nivel del río Hondo, en sinnúmero de puntos, a lo largo de estos 190 kilómetros, se originan los conocidos “bajos”, donde los “cuatreros” aprovechan para cruzar caminando con las cabezas de ganado.
 
Enríquez Martínez explicó que en comunidades de la ribera se encuentran establecidos grupos de personas que solamente esperan a que los animales crucen la frontera para poder transportarlos en territorio quintanarroense con destino a Yucatán.
 
La maniobra es eludir los 20 centros de acopio ubicados a lo largo de todo Quintana Roo, a través de caminos desolados y aislados para evitar el registro, pago de cuotas de transportación e identificación a través del arete.
 
A la fecha, el Sistema Nacional de Identificación Individual de Ganado (Siniiga) lleva un conteo y control de 135 mil cabezas de ganado, de las 140 mil que hay en la entidad y que manejan los dos mil 800 ganaderos.
 
“El objetivo es precisar cual es el tamaño del hato de cada uno de los ganaderos, si uno de ellos tiene 20 vientres y 30 becerros machos por qué habría de solicitar 60 aretes, ese tipo de irregularidades son las que hay que detectar y sancionar”, dijo.
 
Aseveró que “la creación de grupos de vigilancia, además de los 20 que tenemos, es necesaria para recorrer toda el área”.
 
(Edición: Elvira Espinosa)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios