20 de Octubre de 2018

Chetumal

Q, Roo, vulnerable ante la trata de personas

Este delito se considera el tercer negocio ilícito más lucrativo del mundo, superado por el tráfico de drogas y de armas.

Los menores de edad son forzados a realizar actividades con fines de explotación sexual. (Harold Alcocer/SIPSE)
Los menores de edad son forzados a realizar actividades con fines de explotación sexual. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook Q, Roo, vulnerable ante la trata de personasCompartir en Twiiter Q, Roo, vulnerable ante la trata de personas

Paloma Wong/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La trata de personas con fines de explotación sexual infantil y para trabajos forzados son las formas más comunes de este delito. En el 2014, el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) documentó 29 casos en menores de edad.

La subdirectora de la Infancia y Adolescencia del DIF Estatal, Norma Salazar Rivera, dijo que el Quintana Roo es vulnerable ante esta actividad ilícita por el arribo de visitantes nacionales y extranjeros, principalmente en Benito Juárez, destino turístico de clase mundial, y Othón P. Blanco, amplia y porosa frontera con Centroamérica.

Durante el 2014, el organismo documentó dos casos de trata de personas más 27 víctimas de violencia sexual y todos involucraron a menores de edad, la cifra tuvo un descenso aproximado del seis por ciento en comparación con el 2013.

“Nosotros tenemos una ley en el estado; en el DIF nos avisan cuando hay un caso ya detectado en Seguridad Pública, en la Procuraduría o en la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, para darle el seguimiento y trabajar con la víctima y su familia”, comentó.

También te puede interesar: Q. Roo, onceavo lugar en la trata de personas

Se considera la trata de personas como la captación, transporte, traslado o la recepción de una persona con fines de explotación. Además, en esta acción se aprovecha la vulnerabilidad del individuo para la prostitución forzada, pornografía, pedofilia y el turismo sexual.

Salazar Rivera detalló que este delito se castiga con una pena corporal de siete a 20 años de prisión, pero si el delito es cometido en contra de un menor de edad, la pena es de 12 a 30 años.

Para revertir las cifras, el DIF Estatal implementó hace cuatro años la campaña Corazón Azul, en la que brindan talleres de prevención para los menores de edad y padres de familia. En el cierre del 2014, las autoridades del programa brindaron 440 talleres para seis mil 981 personas adultas, y 354 pláticas en beneficio de 11 mil 188 niños.

Actualmente, este delito se considera el tercer negocio ilícito más lucrativo del mundo, solo superado por el tráfico de drogas y de armas, y cada año genera ganancias que van de 32 mil a 36 mil millones de dólares, según estimaciones del Foro de Viena para combatir la Trata de Personas, organizado por diversas agencias de las Naciones Unidas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios