17 de Diciembre de 2017

Quintana Roo

Denuncian colapso en Tribunal de lo Familiar

Las instalaciones carecen de agua, rampas para personas con discapacidad, sillas, entre otras cosas.

Las personas esperan de pie su turno para las audiencias. (Luis Soto/SIPSE)
Las personas esperan de pie su turno para las audiencias. (Luis Soto/SIPSE)
Compartir en Facebook Denuncian colapso en Tribunal de lo FamiliarCompartir en Twiiter Denuncian colapso en Tribunal de lo Familiar

Verónica Fajardo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El Tribunal de lo Familiar que depende del Tribunal Superior del Estado está colapsado, tiene carencias como la falta de agua, no hay rampas para personas con discapacidad, sillas, la gente espera por más de dos horas de pie para las audiencias, el espacio de convivencia restringida es un cuarto de ocho por ocho metros que no cumple con las condiciones para que padres e hijos convivan y los fines de semana es peor, además de que no hay un trabajador social, psicólogos y personal de seguridad que detenga actos violentos que se presentan porque las parejas están en proceso de separación.

Pues qué quieres, esto está colapsado”, señala una secretaria de jueces cuando se le pregunta sobre las deficiencias del lugar, y es una situación constante que se vive en el lugar, asegura Carlos Paniagua Espinosa, vicepresidente de la Comisión Internacional de Derechos Humanos A.C.

También te puede interesar: Evaden el pago de pensión alimenticia

Personal de limpieza y mantenimiento del juzgado de lo familiar señaló que diariamente deben pedir el servicio de una pipa de agua para que llenen los tinacos y dar servicio en los baños, pero hay días como los fines de semana, donde hay mucha gente y una pipa no es suficiente, los baños ya necesitan mantenimiento porque las puertas de los sanitarios ya no tienen seguros, ni tapas en las cajas de cada excusado.

El edificio no cuenta con rampas ni elevador para subir al segundo piso, en donde se realizan los juicios orales y tradicionales, la seguridad se descuida porque cuando tienen una persona con discapacidad deben cargar las sillas o a las personas, “hay un abogado en sillas de ruedas que ha metido su queja al tribunal porque cuando viene a realizar su trabajo al juzgado, lo tenemos que cargar, pero el problema es en la tarde porque hay dos mujeres en seguridad y deben cargar a las personas con discapacidad”.

Las quejas constantes en la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Quintana Roo (Cdhqroo), de abogados y padres que deben ver a sus hijas e hijos, en la visita restringida se centran en el centro de convivencia, que debe ser adecuada como ludoteca, es un espacio de ocho metros de largo y ocho de ancho, los padres no tienen espacio para interactuar con sus menores.

Cuando los padres se quedan con recién nacidos, no tienen un lugar para el cambio de pañales, hasta apenas hace dos meses comenzó a funcionar la cafetería porque el juzgado no daba este servicio y los sábados y domingos que son los días de visitas restringidas tienen cerca de 80 personas cumpliendo con ver a sus hijos dentro del juzgado.

Sólo un psicólogo trabaja en estos días de visitas restringidas, en donde se presentan constantes actos de violencias entre las parejas que se encuentran en proceso de divorcio, los abogados se quejan de que no exista personal de Seguridad Pública y de más psicólogos que ayuden a mediar estos conflictos porque los menores tienen impactos emocionales muy fuertes.

La secretaria de jueces, al escuchar sobre las necesidades del juzgado, sólo se limita a revisar sus reglamentos, afirma que el juzgado tiene carencias de falta de personal y de servicios en el juzgado y responde. “¿Qué quieres?, el sistema está colapsado, si sabemos las necesidades, pero nadie dice nada, los ciudadanos no se pueden quejar aquí, deben hacerlo ante la Controlaría”, otra respuesta que recibe Paniagua Espinosa.

Con respecto al espacio de la convivencia restringida, señaló: “también sabemos que no tiene las condiciones y es lamentable, pero no podemos hacer nada, yo creo que Derechos Humanos debería hacer algo, pero está igual que el tribunal, no hacen nada, hay centros de convivencia muy equipados como en el estado de México”.

“Los juicios que llegan aquí y en las mismas audiencias, se ve el conflicto porque los padres traen como testigos a sus nuevas parejas y esto causa violencia en ambas partes y los menores presencian todo esto y pues no los controlan”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios