12 de Diciembre de 2017

Riviera Maya

¿Tu perro ladra cuando te vas? Podría tener ansiedad por separación

Esta reacción es muy común sobre todo cuando la mascota solo tiene un dueño.

Si tu perro hace destrozos es porque su reacción es de pánico absoluto y no sabe cómo controlarlo. (Contexto/Internet)
Si tu perro hace destrozos es porque su reacción es de pánico absoluto y no sabe cómo controlarlo. (Contexto/Internet)
Compartir en Facebook ¿Tu perro ladra cuando te vas? Podría tener ansiedad por separaciónCompartir en Twiiter ¿Tu perro ladra cuando te vas? Podría tener ansiedad por separación

Teresa Pérez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Mi perro sufre estrés por abandono y cuando nos vamos de casa llora y ladra mucho y lo hace por más de media hora, y en el lapso del día lo hace cuatro o hasta cinco veces, comentó Ana Sánchez Mora, quien es dueña de un perro salchicha de cuatro años. Para ella, además de la salud de su mascota, también le preocupa que sus vecinos le reclamen, pues tantos ladridos del perro hace insoportable la estancia de quien vive todo el día en casa.

De acuerdo con el veterinario Fidel Gómez, si tu perro se porta muy bien cuando estás en casa y cuando sales no para de ladrar, hace destrozos, araña puertas, muerde muebles, se hace del baño por cualquier lado, rasca las macetas hasta sacar las plantas, entonces tu mascota podría estar pasando ansiedad por separación.

También te puede interesar: Conoce los síntomas del golpe de calor en tu mascota

Y es que no es que la destrucción la haga por venganza, sino todo lo contrario; es porque su reacción es de pánico absoluto y no sabe cómo controlarlo.

De acuerdo con el especialista, la ansiedad por separación ocurre cuando el perro presenta angustia descontrolada por separarse de su dueño y todo lo que haga después es la única manera de externarla. 

Lo que le da miedo es estar separado de su amo y esto es común cuando está muy apegado, sobre todo cuando es único dueño, son vacaciones, es fin de semana y pasan más tiempo con ellos. El ejemplo más común es el día lunes, pues como pasaron dos días con su dueño, algunos aparte de ladrar y aullar, también destrozan todo, sobretodo los objetos que más olor tengan de ti y en casos extremos, la angustia les ocasiona: diarrea, vómitos, temblores y anorexia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios