22 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Exporta Tulum langosta a China y Japón

Esperan que las metas de envío de crustáceos al extranjero, sean las 200 toneladas, ya pronosticadas.

Los 38 pescadores de la cooperativa Vigía Chico de Punta Allen se preparan para hacer inmersiones “a pulmón” en la profundidades del mar Caribe. (Redacción/SIPSE)
Los 38 pescadores de la cooperativa Vigía Chico de Punta Allen se preparan para hacer inmersiones “a pulmón” en la profundidades del mar Caribe. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Exporta Tulum langosta a China y Japón Compartir en Twiiter Exporta Tulum langosta a China y Japón

Rossy López/SIPSE
TULUM, Q. Roo.- Cada año, y a principios de julio, los 38 pescadores de la cooperativa Vigía Chico de Punta Allen se preparan para hacer inmersiones “a pulmón” en la profundidades del mar Caribe, para extraer una de las especies marinas más codiciadas: la langosta, la cual no se queda en Tulum, sino que es llevada a China y  Japón.

“Antes del inicio de la temporada de captura de langosta, cuyo período comprende del 1 de julio al 28 de febrero, nos ocupamos en marzo y abril de la fabricación de las sombras langosteras, las cuales se hacen con fierros y material de construcción, para que en mayo y junio sean colocadas en el fondo del mar, donde son utilizadas como refugio por los crustáceos, y a su vez facilitar la labor de atraparlas”, explicó Héctor Alfredo Martín Sierra, langostero de la comunidad.

Inicia la temporada de captura con cinco mil toneladas 

El 1 de julio fue un buen día para la captura, ya que en esa ocasión se logró una producción de cinco toneladas, mismas que, a través de intermediarios, ya fueron exportadas a China.

En la Bahía de la Ascensión, que corresponde a la comunidad pesquera de Punta Allen, entre mayo y junio se colocaron aproximadamente dos mil sombras langosteras a una profundidad de seis pies, donde los crustáceos permanecen escondidos, al menos hasta que se levante la veda, ya que cuando esto ocurre, 38 lanchas, cada una ocupada por entre seis y ocho hombres, descienden a las profundidades del mar para iniciar la colecta de la langosta.

Las sombras se realizan con material de construcción 

Las sombras langosteras se hacen de polvo, gravilla, alambrón y alambre, todo lo que se utiliza para formar las “casitas” y sombras; y que les llamen trampas, porque tienen acceso para que la langosta entre y salga a la hora que decidan, precisa, Martín Sierra.

 “Somos 38 pescadores que conformamos la cooperativa, cada uno tiene su parcela en el mar, y sabe quiénes son sus vecinos y sus límites, los cuales deben respetarse mutuamente”, manifestó Martín Sierra, quien dijo que esperan que al concluir la temporada, las metas de envío de crustáceos al extranjero sean las 200 toneladas ya pronosticadas.

Pescadores respetan las reglas 

Manuel Mendoza Argáez, socio de la cooperativa y también ex presidente estatal de las cooperativas pesqueras, aseguró que la recolecta se hace con un adecuado manejo sustentable, tal y como lo establece la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentable, y la misma concesión otorgada, bajo una estricta supervisión de las autoridades de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca).

Remarcó que los 38 pescadores de Punta Allen asumen una política pesquera y respetan las reglas del gobierno federal para la Protección de los Recursos Marinos.

“Cuando el caparazón de la langosta no tiene más de tres pulgadas (siete centímetros y medio), lo regresamos al mar; o en su caso, si tiene ‘hueva’, es decir, crías, se hace lo mismo”, explicó Mendoza Argáez.

Finalmente, manifestó que una vez que las lanchas ya están cargadas con langosta viva y luego de unas cinco o seis horas en alta mar, regresan al muelle de Punta Allen, “ahí nos reciben la producción a través de una persona designada, de nuevo las vuelven a medir y se van colocando en cajas con hielo, las que fueron seleccionados para exportación son cargadas en camiones, y las que fueron consideradas sin el peso adecuado, se concentran en los cuartos fríos de la cooperativa para su venta al público y mercado local”, agrega Mendoza Argaéz.

Hasta la tercera semana se tienen aproximadamente 30 toneladas para exportación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios