18 de Agosto de 2018

Riviera Maya

Profeco clausura obras en cinco hoteles de Tulum

Las obras no contaban con autorización en materia de impacto ambiental que emite la SEMARNAT.

La dependencia constató la afectación al ecosistema costero ya que no se aplicaron medidas de prevención, mitigación y compensación. (Foto: Profepa)
La dependencia constató la afectación al ecosistema costero ya que no se aplicaron medidas de prevención, mitigación y compensación. (Foto: Profepa)
Compartir en Facebook Profeco clausura obras en cinco hoteles de TulumCompartir en Twiiter Profeco clausura obras en cinco hoteles de Tulum

Redacción/SIPSE
TULUM, Q. Roo.- Obras en proceso y construcciones ya terminadas de diferentes predios, pertenecientes a cinco empresas hoteleras, con una extensión de casi 16 mil metros cuadrados, fueron clausurados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) en la zona hotelera de Tulum, sobre la carretera Tulum-Boca Paila, por las afectaciones ambientales ocasionadas. 

De acuerdo a un boletín emitido por la dependencia, derivado de los trabajos de ampliación y construcción de obras e instalaciones detectados en las inspecciones practicadas a los cinco desarrollos turísticos, afectaron al ecosistema costero al no haber instrumentado medidas para prevenir, mitigar y compensar los impactos ambientales adversos ocasionados a los recursos naturales y al ambiente.

También te puede interesar: Se 'arma' trifulca entre socios y operadores de taxis en Tulum

El primer desarrollo inmobiliario turístico inspeccionado por personal de la PROFEPA en la entidad, fue el conocido con el nombre comercial Sanara, donde la superficie total verificada es de 9,852.6123 metros cuadrados, distribuida en dos polígonos. 

En el polígono uno, que cuenta con 5,254.4118 metros cuadrados, se detectaron seis construcciones de dos y tres niveles, así como obras para sala de yoga, spa o wellsner center, área de restaurante, una barda perimetral, cisterna, 12 asoleaderos, área de camas, mesas y bancos de madera dura de la región y área de estacionamiento; todas las obras fueron construidas dentro del ecosistema de duna costera con presencia de vegetación de matorral costero. 

Asimismo, en el polígono dos, con superficie de 4,598.2005 metros cuadrados, se encontraron construcciones, obras e instalaciones en cuatro edificaciones de un nivel, además de andadores, terrazas y alberca, planta de tratamiento, barda perimetral, una cascada y área de descanso, estacionamiento, depósito de basura de desechos orgánicos e inorgánicos y un humedal artificial, entre otros. 

A la empresa denominada comercialmente Ak´iin Tulum, le fue inspeccionada una superficie total de 2,902.09 metros cuadrados, en la que se encuentra un área de estacionamiento, palapas, taller de mantenimiento y dos bodegas, así como una brecha.

El tercer predio inspeccionado corresponde al denominado Casa Malca, el cual cuenta con un edificio en dos niveles con restaurante, área de comensales, cocina, bodega y baños; en el segundo nivel se ubica una habitación máster, exclusiva del propietario del predio. 

Además, cuenta con alberca, 16 Villas que albergan un total de 30 habitaciones, una casa principal, bodegas, baños; una edificación con 11 habitaciones, entre otras; en la Zona Federal Marítimo Terrestre adyacente a estas obras se observaron camastros y otros bienes muebles.

El cuarto proyecto inspeccionado es el denominado Casa Gaviota, donde se encuentra una construcción en obra negra que se ubica sobre humedal costero, donde se rellenó y niveló el terreno con material de sascab en una superficie de 500 metros cuadrados. 

Profepa clausuró casi 16 mil m2 de obra y construcciones en cinco empresas hoteleras en Tulum. (Foto: Profepa)

En quinto de los proyectos inspeccionados bajo el nombre comercial Mur Mur, se realiza en una superficie de 567 metros cuadrados, en la que se detectó una palapa, un restaurante y una cocina, así como áreas comunes consistentes en baños, andador, área de descanso, almacén, cuarto de generador de energía y mantenimiento, así como un humedal artificial.

En el área de biodigestores y humedal artificial de este último proyecto inspeccionado, se observó que las aguas acumuladas se encontraban rebosando y se percibía un olor fétido, lo cual implicaba el riesgo que se derramaran y se filtraran hacia al subsuelo ocasionado la contaminación de éste.

Al momento de las inspecciones, los propietarios, posesionarios, representantes legales, apoderados legales, encargados o posibles responsables de los desarrollos turísticos, no acreditaron contar con la respectiva autorización en materia de Impacto Ambiental que otorga la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), para las obras y actividades descritas en las actas de inspección levantadas.

Ante el riesgo de un daño a los recursos naturales, los inspectores actuantes determinaron imponer las clausuras parciales o totales temporales de las obras y actividades realizadas en los proyectos mencionados, en los cuales se observó la presencia de vegetación de característica de matorral costero con especies de uva de playa (Coccoloba uvifera), palma chit (Thrinax radiata) y de humedal costero con presencia de mangle blanco (Laguncularia racemosa) y botoncillo (Conocarpus erectus).

Las especies de mangle y la palma chit se encuentran listadas en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, bajo la categoría de especies Amenazadas. También, en los proyectos inspeccionados se encontró palma de coco (Cocos nucifera); akits (Thevetia gaumeri), riñonina (Ipomoea pes-caprae), lirio de playa (Hymenocallis littoralis), romero de playa y chechem (Metopium brownei).

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios