23 de Noviembre de 2017

Opinión QRoo

Un circo político

En días pasados, concluía el debate para la configuración del Presupuesto de Egresos...

Compartir en Facebook Un circo políticoCompartir en Twiiter Un circo político

En días pasados, concluía el debate para la configuración del Presupuesto de Egresos de la Federación del próximo año, con los diputados ya muy cansados después de largas horas de dimes y diretes, cuando de pronto, al más viejo y penoso estilo futbolero, varios diputados y diputadas del PRI arremetieron verbalmente contra el morenista Mario Ángel Juárez Rodríguez, quien en todo momento no bajó a los priistas de corruptos y vende patrias.

Llamó mucho la atención que las diputadas por Quintana Roo, Arlet Mólgora Glover y Sara Latife Ruiz Chávez, siempre ecuánimes y bien portadas, estuvieran entre los legisladores del PRI que le espetaron a su contra parte de Morena la famosa frase homofóbica que se grita en los estadios del balompié nacional que trae de cabeza a la Federación Mexicana de Fútbol.

Es cierto que los epítetos lanzados desde la tribuna por el diputado Juárez Rodríguez fueron de una dureza extrema sin duda, que agarró parejos a todos los priistas para decirles que son corruptos, lo que obviamente traería una respuesta de sus interlocutores del tricolor.

La política en nuestro país se ha convertido en un circo; los legisladores de todos los partidos buscan sacar un beneficio cada vez que suben a la tribuna a denostar al rival que consideran el más peligroso en la contienda electoral que se avecina, y que sin duda será la más importante de los últimos 20 años al menos.

Lo que se está jugando en las elecciones del 2018 es el rumbo de México; dependiendo de quién sea el próximo presidente de la república, podremos comenzar a sacar conclusiones de lo que nos espera durante los siguientes seis años.

No creemos que la mayoría de los mexicanos quiera seguir viviendo en un país con un alto nivel de pobreza y marginación, con los índices más escandalosos de asesinatos, la terrible inseguridad, la corrupción más absurda e ilógica y la consabida impunidad.

De aquí en adelante, cada opinión de algún político tendrá necesariamente un sesgo ideológico-electoral; la reyerta verbal del otro día en la Cámara de Diputados es muestra de ello; nadie dejará que el enemigo político lo exhiba como corrupto, incapaz e inepto, pero lo que valdría la pena es escuchar ideas que permitan vislumbrar que entre toda la clase política nacional sí hay gente con una verdadera altura de estadista y que tiene un claro panorama de lo que se requiere para sacar adelante al país.

Entre los gritos y sombrerazos del otro día en la Cámara de Diputados, casi pasó desapercibida la noticia de que para Quintana Roo se aprobaron 22 mil millones de pesos, cifra que podría incrementarse hasta los 30 mil millones en los siguientes días.

Entendemos que al calor del debate se alteren los ánimos, se pierdan las formas de civilidad que debiera ser una constante entre los representantes populares, pero todos, absolutamente todos los legisladores deberían comprender que ellos deben ser un ejemplo para los demás.

Queremos que nuestras diputadas y diputados, senadores, gobernadores, presidentes municipales y por supuesto el Presidente, se comporten a la altura de su investidura, pero sobre todo, olviden sus mezquinos intereses y piensen en resolver los graves problemas sociales que aquejan al país.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios