12 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

"Un maestro se vuelve amigo y padre adoptivo de sus alumnos"

El mejor regalo es que los alumnos se vuelvan profesionistas, dicen maestros de Cancún.

El maestro cumple con la tarea de formar a niños y jóvenes. (Jesús Tijerina/SIPSE)
El maestro cumple con la tarea de formar a niños y jóvenes. (Jesús Tijerina/SIPSE)
Compartir en Facebook "Un maestro se vuelve amigo y padre adoptivo de sus alumnos"Compartir en Twiiter "Un maestro se vuelve amigo y padre adoptivo de sus alumnos"

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- Ser maestro para Mayra Alcocer Hernández es la labor más importante de cualquier trabajador pues con carencias de recursos materiales y técnicos para ejercerla, el maestro cumple con la tarea de formar a niños y jóvenes.

Ella ha dedicado 28 años de su vida a la educación en Quintana Roo. Recuerda que cuando egresó de la escuela Normal tenía apenas 17 años y sus padres tuvieron que firmar una carta donde autorizaban que podía trabajar, pues le faltaban cuatro meses para cumplir la mayoría de edad. “Me fui a una comunidad llamada Cacao en Río Hondo, donde la gente era muy hospitalaria y tenía un gran respeto por los maestros y los alumnos tenían un gran entusiasmo de aprender”.

Al paso del tiempo, Alcocer Hernández continúo preparándose y haciendo carrera magisterial. Actualmente es asesora técnica pedagógica del sector 2 de Educación Preescolar en la zona norte.

“Lamentablemente algunos maestros y maestras no quieren cambiarse al nuevo sistema y continúan enseñando con el método silábico y haciendo planas de letras y números, cuando se ha comprobado que es un método que no funciona para las nuevas generaciones pues son niños tecnología”.

Pero también un maestro se vuelve psicólogo, amigo, consejero y padre adoptivo de sus alumnos, pues las cuatro horas de clase que imparte al día a más de 30 niños, lo hacen experto en la materia, expresó Alcocer Hernández.
Los profesores no sufren pensando si les llega o no la quincena pues llueva truene o relampaguee, ellos cobran su salario, expresó Guadalupe Contreras Castillo, subsecretaria de Educación en la zona norte de Quintana Roo.

En ocasiones cuando se presenta un huracán el Sindicato Nacional de Trabajadores por la Educación (SNTE), negocia con el estado para que se les pague por adelantado.

El docente tiene muchas maneras de mejorar su salario y calidad de vida, refirió Contreras Castillo, un salario inicial es de cuatro mil pesos a la quincena, pero si se promueven en la carrera magisterial, podrán elevarlo y llegar a ganar 15 mil pesos, a diferencia de los docentes de escuelas privadas donde su salario podría ser 20% menor al que está sindicalizado.

Un docente sindicalizado tiene prestaciones: el concepto 41 por vida cara donde recibe un promedio de mil 500 pesos al mes; ayuda para pasajes a los que se encuentren en islas donde recibirán un aproximado de 800 pesos; bono anual por el Día del Maestro de seis mil pesos y los bonos que se les entrega por trayectoria docente a los 30 y 40 años de servicio, 60 mil pesos; sin contar los establecidos por la Ley Federal del Trabajo: utilidades, aguinaldo, prima vacacional y vales de despensa.

En Benito Juárez más de nueve mil 670 maestros de las 693 escuelas públicas y privadas son responsables en la enseñanza. El profesor recibe al niño y lo tiene que preparar, pulir y educar. Las maestras dedican más tiempo a hijos ajenos que a los propios. “Que regalo más lindo que te puedan decir que son profesionistas”, mencionó Contreras Castillo.

Para los maestros la familia son los compañeros de la escuela, pues gran parte de sus actividades las hacen en ella. Hay quienes prefieren llevar a sus hijos a su lugar de trabajo porque se les hace menos complicado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios