17 de Diciembre de 2017

Chetumal

Urgen a blindar zona arrecifal de Quintana Roo

Consideran que cerco en Banco Chinchorro es insuficiente para proteger al caracol.

Autoridades establecieron una veda por cuatro años en Banco Chinchorro para preservar el caracol rosado. (Enrique Mena/SIPSE)
Autoridades establecieron una veda por cuatro años en Banco Chinchorro para preservar el caracol rosado. (Enrique Mena/SIPSE)
Compartir en Facebook Urgen a blindar zona arrecifal de Quintana RooCompartir en Twiiter Urgen a blindar zona arrecifal de Quintana Roo

Enrique Mena/SIPSE

CHETUMAL, Q. Roo.- La pesca furtiva, el autoconsumo y la comercialización ilegal son tres cabos sueltos que quedan en la lucha permanente que se mantiene para la conservación del molusco Strombus gigas

 
La veda por cuatro años es apenas el primer paso, afirmó el diputado y presidente de la Comisión de Pesca en el Congreso del Estado, Luis Alfonso Torres Llanes. “Se estableció un cerco a Banco Chinchorro, pero lo que se requiere es blindarlo”, exclamó.
 
Torres Llanes reconoció que si bien la lucha ha rendido su primer fruto, en la actualidad la densidad de esta especie en aguas de Banco Chinchorro es de .0033 caracoles por metro cuadrado.
 
En últimos años, la extracción de esta especie marina reflejaba 12 toneladas de pulpa, mientras que durante 1980 era de 300. La disminución evidente es muestra clara de una pronta extinción.
 
Desde el 2011, el Congreso del Estado conjuntamente con la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (Conanp), el Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), la Secretaría de Agricultura Ganadería Desarrollo Rural Pesca y Alimentación (Sagarpa) y Cooperativas Pesqueras de Quintana Roo, comenzaron a pugnar por la protección del caracol rosado.
 
“La pesca racional y furtiva depredó de manera inconsciente esta especie, incluso reduciendo las medidas reglamentarias del caracol, sin que éstos lleguen a la edad reproductiva, la lucha inicial para establecer la veda nos llevó siete meses”, dijo.
 
Agregó que resta el exhorto del trabajo binacional entre México y Belice para regular el producto que llega desde las costas beliceñas hasta Quintana Roo, para ser comercializados en restaurantes y pescaderías.

 

(Edición: Rafael Pérez)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios