Van $50 millones para llevar agua a comunidades mayas de Q. Roo

La CAPA abastecerá los servicios básicos del vital líquido además de saneamiento.

|
La infraestructura llegará a diferentes comunidades mayas de Quintana Roo. (Redacción/SIPSE)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Redacción/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), invierten más de 50 millones de pesos en sistemas de abastecimiento de agua potable y de aguas residuales y saneamiento en comunidades de la Zona Maya.

De acuerdo con la directora general de la CAPA, Paula González Cetina, el programa de inversión correspondiente a este año incluye importantes acciones para 10 comunidades del municipio de Felipe Carrillo Puerto, específicamente en San Felipe Berriozabal, X-Pichil, Laguna Kaná, Nuevo Israel, Chunyaxché, Naranjal Poniente, José María Pino Suárez, X-Hazil Norte y Kopchén, donde habitan cuatro mil 975 personas, según el boletín emitido.

Detalló que los recursos aportados por el Estado y la Federación se ejecutan por medio del Programa de Infraestructura Indígena (Proii), liderado por la CDI, para dar servicios básicos eficientes y mejorar la calidad de vida para las familias en el municipio de Felipe Carrillo Puerto.

También te puede interesar: ¿Aún no has pagado el agua? Podrían embargarte

González Cetina puntualizó que se llevan a cabo trabajos para la ampliación de la red de agua potable en José María Pino Suárez, X-Pichil, Naranjal Poniente e X-Hazil Norte; así como la construcción del sistema de abastecimiento del vital líquido en la comunidad De la Noria; además de los sistemas de abastecimiento de aguas residuales y saneamiento en San Felipe Berriozabal, Laguna Kaná, Nuevo Israel, Kopchén y Chunyaxché.

Finalmente, la titular de la CAPA recalcó que se ha fortalecido la gestión para orientar recursos hacia las comunidades rurales y las zonas más vulnerables de Quintana Roo, con el fin de abatir el rezago en materia de infraestructura de agua potable, drenaje y saneamiento.

Cargando siguiente noticia