20 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Venir a Cancún lo dejó en la calle

Maximino arribó al destino para trabajar como ambulante en la zona hotelera, pero en un supuesto operativo le quitaron su mercancía.

Al parecer, fue personal de seguridad privada de un hotel quien lo despojó. (Luis Soto/SIPSE)
Al parecer, fue personal de seguridad privada de un hotel quien lo despojó. (Luis Soto/SIPSE)
Compartir en Facebook Venir a Cancún lo dejó en la calleCompartir en Twiiter Venir a Cancún lo dejó en la calle

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Animado por turistas que llegaban a Ciudad del Carmen, Campeche, Maximino Ramírez Sánchez, de 46 años, tejió el sueño de llegar a Cancún y mejorar sus ventas como vendedor ambulante, sin embargo, el viaje le dejó en la calle.

"Alguien me preguntó por qué estaba en ese lugar y le conté lo que me había pasado..."

El pasado domingo 22 de marzo, después de más de 10 horas de viaje, Maximino pisó por primera vez tierras caribeñas. Traía sombreros, relojes y bisutería de plata para ofrecerlas entre los turistas. 

“Eran las 10 de la mañana y un compañero de viaje me dijo que tomara el camión de la Ruta 1 y que le pidiera bajar en las playas de Cocobongo, porque ahí era donde más había gente para la venta”, recordó con tristeza, mientras secaba sus lágrimas producto de la frustración. 

Comentó que al llegar a playa Gaviotas, antes de iniciar con la venta, un grupo de personas lo despojó de su mercancía, el argumento fue claro: era un operativo municipal porque no se permitía vender en la playa. 

A su regreso a la ciudad, pasó cinco días sentado en las inmediaciones del parque del ayuntamiento, sin comida, sin techo y sin que nadie lo auxiliara. 

“Alguien me preguntó por qué estaba en ese lugar y le conté lo que me había pasado, me dijeron que fuera con las autoridades y les pidiera mi mercancía”, dijo.

El director de la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) en Benito Juárez, José Eduardo Mariscal de la Selva, tuvo conocimiento del caso y refirió que por la descripción que hacía Maximino de los sujetos que le confiscaron su mercancía, era probable que fuera personal de seguridad de algún hotel o empresa de la zona. 

“Esto que le hicieron no fue parte de un operativo de las autoridades, y cuando así sucede, personal de Comercio en la Vía Pública le da un documento para que acuda a reclamar sus pertenencias y pague su multa”, aclaró Mariscal de la Selva.

Para Maximino, todo estaba perdido. Logró que autoridades municipales le ayudaran a pagar parte de su boleto de regreso a su tierra. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios