18 de Diciembre de 2017

Cancún

Multitudinaria muestra de fe en el Viacrucis (video)

Las actividades se desarrollaron con tranquilidad en las iglesias, así como en playa Delfines.

En la representación en playa Delfines participaron 250 actores. (Alejandro García/SIPSE)
En la representación en playa Delfines participaron 250 actores. (Alejandro García/SIPSE)
Compartir en Facebook Multitudinaria muestra de fe en el Viacrucis (video)Compartir en Twiiter Multitudinaria muestra de fe en el Viacrucis (video)

Staff/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Más de 14 mil personas vivieron ayer el Viacrucis (camino de la Cruz) en Benito Juárez, donde se llevaron a cabo 18 representaciones en la ciudad, incluidas la de la zona hotelera en playa Delfines y la del Centro de Readaptación Social (Cereso), todo en tranquilidad con un saldo blanco.

A las 7:30 horas comenzó la primera representación a cargo de Cristóbal Cruz, en la Parroquia de la Santa Cruz, con la presencia de 400 personas que con el paso de los minutos creció hasta cerca de 800 personas para cuando terminó, a las 10 horas.

También te puede interesar: Así se vive la Marcha del Silencio en Cancún

En la Región 103, en punto de las 9 horas, comenzó el Viacrucis de la parroquia de Nuestra Señora de la Merced, con la participación de 500 personas tanto dentro como fuera de la iglesia cuando comenzó, pero alcanzaron las mil personas que vieron cómo fue crucificado Jorge Crespo, quien interpretó a Jesús.

A las 10 también empezaron los de las iglesias Cristo Rey, en el parque de Las Palapas, y Nuestra Señora de Guadalupe, el cual partió desde el parque de La Rehoyada.

En el Viacrucis de la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe se concentraron los actores desde las 8 horas.

Ahí, Jesús, interpretado por Darían Moisés Cahuich Medina, de 16 años, es apresado y llevado ante los sacerdotes judíos para ser juzgado, enviado ante Poncio Pilatos, quien al no encontrar delito en él es regresado con los judíos, quienes nuevamente lo mandan con Pilatos, quien se lava las manos y señala que es el pueblo judío el que lo condena.

María, Gemma del Carmen López Vázquez, también de 16 años, madre de Jesús, llora por lo que le hacen a su hijo y lo acompaña junto con el pueblo en el camino al Monte Calvario.

Al mediodía, Jesús cae por tercera ocasión y la cruz de 90 kilos queda sobre su cuerpo, los soldados romanos lo obligan a levantarse a latigazos.

Ante cerca de mil espectadores, reunidos en el estacionamiento del estadio Cancún 86, los 30 feligreses que escenificaron la Pasión de Cristo se concentran en el centro, para ver como Jesús es despojado de su ropa.

Los soldados romanos conducen a Jesús a la cruz, junto con los ladrones Dimas y Gestas, cuyas cruces pesan entre 60 y 70 kilos.

Un soldado clava en lo alto de la cruz de Jesús un madero con la inscripción “INRI” (Jesús de Nazareth Rey de los Judíos), posteriormente los ladrones colocados a los costados de Jesús, dialogan con él, uno le dice que si verdaderamente es Dios que se salve y los salve a ellos, el otro lo reprende y reconoce que ellos merecen la crucifixión y él no, luego le pide que se acuerde de él cuando regrese.

Cerca de la una de la tarde, bajo una temperatura de 28 grados centígrados, Jesús clama “Padre en tus manos encomiendo mi espíritu” para luego fallecer.

Por acercarse el día sábado que guardan los Judíos, José de Arimatea, de la ciudad de Judea, pide a Pilatos el cuerpo de Jesús para darle sepultura, por lo que es envuelto en la Sábana Santa y es conducido a un sepulcro nuevo, donde María, su madre y otras mujeres lloran su muerte.

Antes, durante y después del evento no se observó a ninguna autoridad, Seguridad Pública o Protección Civil, los mismos organizadores del evento fueron quienes desviaban la circulación apoyados con cuerdas.

Al mediodía fueron las representaciones de la Catedral de Cancún, Santísima Trinidad, donde estuvieron mil personas, y también la de Nuestra Señora de Fátima, junto con la de Sagrado Corazón que al final tuvieron a cerca de tres mil personas.

También en el Cereso actuaron los internos, un estimado de 50 personas.

A las 16 horas en playa Delfines, a la altura del kilómetro 19.5, se llevó a cabo la última representación con 250 actores y la presencia de cinco mil personas que estuvieron atentas a la actuación de Antonio Pierre Monroy, de 21 años.

El tráfico fue lento, a las personas les costó hasta hora y media para trasladarse de la ciudad hasta la playa, donde los lugares de estacionamiento tampoco fueron suficientes.

Al término, el obispo de la Prelatura Cancún Chetumal, Pedro Pablo Elizondo Cárdenas, felicitó a los actores y presentes y los invitó a mantener la fe y el amor a Dios.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios