12 de Diciembre de 2017

Opinión QRoo

Violencia política contra la mujer

Para vergüenza de los que habitamos la entidad, Quintana Roo ha sido referente nacional en violencia política contra la mujer...

Compartir en Facebook Violencia política contra la mujerCompartir en Twiiter Violencia política contra la mujer

Para vergüenza de los que habitamos la entidad, Quintana Roo ha sido referente nacional en violencia política contra la mujer, con dos casos emblemáticos cuya solución –uno de ellos– aún está pendiente de resolver, pero además la normatividad estatal será modificada en breve para contemplar esta actividad como delito y sancionar a quienes la cometan.

La iniciativa la presentó la presidenta municipal de Puerto Morelos, Laura Fernández Piña, y además de tener todo el reconocimiento por ello, debe reconocérsele el valor de acudir ante el Legislativo, luego de haber sido ella misma víctima de violencia política. Lo peor, el “verdugo” fue su propio primo, Fabián Vallado Fernández, delegado de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) durante la administración de Roberto Borge Angulo, quien aspiraba al cargo que ahora ella ocupa, y que la calificó de “puta y loca”, en conversaciones telefónicas que sostuvo con el entonces delegado del PRI, Ulises Ruiz Ortiz. Si en ese entonces ya estuviera tipificada como delito, su primo hubiese sido ya sancionado.

Por ello la trascendencia de la iniciativa, misma que reveló el presidente de la Gran Comisión del Congreso del Estado, Eduardo Martínez Arcila, será analizada dentro del paquete que presentara el gobernador del estado, Carlos Joaquín González, para modificar la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, Ley de Asistencia y Prevención de la Violencia Familiar y Ley para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, así como modificaciones en la materia en el Código Civil y en el Código Penal, todos del estado de Quintana Roo.

Por cierto, el diputado atajó con ello las críticas de dos o tres “trasnochadas” cuyo desconocimiento del procedimiento legislativo y búsqueda de reflectores las evidenció en su ignorancia; pues “urgieron” a la XV Legislatura a tipificar la violencia política como delito, cuando los diputados apenas habían aprobado la creación de la Fiscalía para la Atención de Delitos contra la Mujer y Razones de Género, como si fuera un tema dejado de lado, y aún no se analizan las modificaciones al código penal local. En fin, no diremos nombres, no se vayan a ofender Magaly Achach y Susana Hurtado Vallejo.

A propósito, veremos si ahora que se tipifique como delito la violencia política, se atienden también casos como el de la consejera electoral, Claudia Carrillo Gasca, cuyas denuncias en contra de los magistrados electorales –actualmente sujetos a juicio político– han llegado hasta el Senado de la República. Si es así, se sumarán delitos a los expedientes de los aun integrantes del Tribunal Electoral de Quintana Roo (Teqroo), bien por Laura Fernández Piña y por la XV Legislatura, y mal por las “busca reflectores”, pero esas ya son conocidas por ello; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios