17 de Noviembre de 2019

Chetumal

Cementerio de Chetumal recibe a festivos visitantes

Pese a la lluvia muchas personas se dieron cita con música y bebidas para honrar a los muertos.

La conmemoración del Día de Muertos llenó el lugar. (Rodrigo Osorio/SIPSE)
La conmemoración del Día de Muertos llenó el lugar. (Rodrigo Osorio/SIPSE)
Compartir en Facebook Cementerio de Chetumal recibe a festivos visitantesCompartir en Twiiter Cementerio de Chetumal recibe a festivos visitantes

Rodrigo Osorio/SIPSE
CHETUMAL.- Día de Muertos es una tradición en donde a los cementerios acude todo tipo de personas para recordar a sus seres queridos, y hay quienes hasta con música y cervezas acompañan las tumbas de sus familiares.

Desde muy temprano acudieron decenas de personas a llevar flores de todo tipo a sus seres amados que partieron de este mundo, y aunque todo indicaba que sería otro día de baja visita, desde las 10:00 de la mañana empezó a llegar la gente al cementerio municipal para escuchar la tradicional misa que se da en la capilla de los fieles difuntos.

El sacerdote Lenín Centeno, de la iglesia San Pedro y San Pablo, ofreció una misa para recordar a las personas que fallecieron, así como para recordar que existe muchas personas que han quedado en el olvido.

También te puede interesar: Panteones registran poca actividad en Chetumal

“Es momento de recordar a los difuntos que extrañamos, así como también hay que pedir por los difuntos que ya nadie recuerda, pero debemos valorar más la vida, vivirla con respeto a las Leyes de dios para que al morir podamos estar en su presencia”, mencionó durante su mensaje.

Durante el recorrido se pudo observar a personas de la tercera edad tristeando en las tumbas, algunas más con música y cerveza recordando los momentos cuando sus padres o abuelos escuchaban sus canciones favoritas, incluso hubo quienes fueron con sillas para pasar un gran rato contemplando las fotos en las tumbas.

Los vendedores ambulantes ofrecían su producto. Un vendedor de globos se acercó a la capilla para escuchar la misa, pero a los pocos minutos el personal del cementerio le pidió que se retirara o que por lo menos sacara su producto, porque los demás venteros empezarían a reclamar.

A las 2:00 de la tarde la gente salió corriendo en busca de refugio, porque cayó una fuerte lluvia, pero en ese momento Rubén Hernández Contreras, administrador del panteón, empezó a acomodar a la gente que quedó en el interior de la capilla.

Los mercados seguían con gran afluencia de visitantes, pero sin llegar a ser tantos como en días pasados, donde lo que más se compraba era pollo y algunas flores, así como fruta, para que las personas terminen de poner sus altares.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name