19 de Octubre de 2018

Chetumal

Volverán a vibrar los rieles del zoológico Payo Obispo

El primer tren del parque tuvo cuatro vagones con capacidad para 20 personas cada uno.

Los recorridos serán sábados y domingos de 10 de la mañana a 4:30 de la tarde. (Paloma Wong/SIPSE)
Los recorridos serán sábados y domingos de 10 de la mañana a 4:30 de la tarde. (Paloma Wong/SIPSE)
Compartir en Facebook Volverán a vibrar los rieles del zoológico Payo ObispoCompartir en Twiiter Volverán a vibrar los rieles del zoológico Payo Obispo

Paloma Wong/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los rieles del parque Payo Obispo Zoo volverán a vibrar por el paso del trenecito, que hoy será inaugurado con nueva locomotora a gasolina y vagones con espacio para 60 personas en cada recorrido. 

El 20 de enero de 1980, el entonces gobernador del estado, Jesús Martínez Ross, y el presidente municipal de Othón P. Blanco para ese período, Hernán Pastrana Pastrana, inauguraron el parque zoológico luego de seis años previos de trabajo.

Inversión

Tenía un espacio de 10 mil metros cuadrados de construcción y fue objeto de una inversión de 35 millones de pesos. 

La inauguración del parque vino acompañada con un trenecito edición limitada, ya que a nivel internacional sólo fueron construidas tres máquinas similares, adquirido en una planta de Daytona, Ohio. La unidad fue una réplica de un tren de Estados Unidos donde viajaron grandes personajes de la historia de ese país, recordó Roger Braga González, director del parque zoológico.  

“El primer tren era una réplica de una máquina a vapor, uno de tantas unidades que tenía Estados Unidos y que le gustaba mucho a la población, pues cada fin de semana se llenaba para admirar a los animalitos”, comentó. 

El primer tren del parque tuvo cuatro vagones con capacidad para 20 personas cada uno, adicional al espacio donde estaba el motor. El costo por cada recorrido para los visitantes era de tres pesos y la gente atiborraba el andén para subirse una y otra vez. 

Trenecito del zoológico

En cerca de 30 años, el parque zoológico y su trenecito fueron motivo de entretenimiento y diversión de miles de chetumaleños y visitantes foráneos que disfrutaban también una importante variedad de fauna silvestre y algunas especies importadas. Había leones, tigres y osos malayos.

En un ambicioso proyecto de remodelación que se realizó en el 2008, durante la administración de Andrés Ruiz Morcillo, el trenecito original dejó de funcionar  por las obras para convertir la UMA (Unidad de manejo ambiental) en un parque temático bajo la marca Biouniverzoo. El Zoológico Payo Obispo pasaba a ser historia.

Durante las obras que realizaba la empresa Promotora de Desarrollos Urbanos y Ambientales (Prodeurba) S.A. de C.V., Luis Carreón Cuéllar, su representante, solicitó en el 2011 el trenecito para su mantenimiento, aunque otra versión es que la locomotora fue entregada como garantía, pero nunca volvió al parque. El orgullo de Daytona se esfumó.

También te puede interesar: Alistan 'vistoso' recorrido del trenecito del zoológico Payo Obispo

La máquina sustituto, encargada por Prodeurba a una tercera empresa, presentada el día en que Ruiz Morcillo reinauguró el parque, se quedó en litigio por inconsistencias en el andamiaje del recorrido. Era una máquina híbrida eléctrica y a gasolina resguardada en un predio a las afueras de Chetumal.

En tiempos de Carlos Mario Villanueva Tenorio, el maltrecho espacio de esparcimiento familiar, con una mole de concreto al frente, donde habría una estación climática, recibió una pequeña locomotora con tres vagones, literalmente de caricatura.

El día de la puesta en marcha, el entonces edil y un pequeño grupo de colaboradores abordaron el trenecito que, en la primera variación orográfica, requirió de asistencia para lograr retornar al punto de partida, empujada por gente de Villanueva Tenorio.

Tras cuatro años del hecho y ante las peticiones que llegaban a Eduardo Espinosa Abuxapqui, presidente municipal, el Ayuntamiento capitalino determinó adquirir una nueva locomotora a escala, con un costo de tres millones de pesos, que será inaugurada este domingo. 

El trenecito, que llegó a Chetumal el pasado 3 de julio, está equipado con un motor a gasolina y tres vagones para trasladar a 60 personas, además de incluir una rampa para facilitar el acceso a personas con capacidades diferentes. Esta unidad fue construida por la empresa Expreso Fantástico J.K.

Casas de madera

El recorrido comenzará a un costado del lago, donde estará ubicada su estación conformada por las casas de madera estilo anglo-caribeño.

Durante el paseo de 1.1 kilómetros, los visitantes podrán apreciar escenarios desde fuentes, especímenes de caoba de más de 40 años, el corredor de la fauna, ambientación pictórica y un túnel de 45 metros con luces neón. 

Los recorridos serán sábados y domingos de 10 de la mañana a 4:30 de la tarde, con un costo de cinco pesos pase general, pues la locomotora hará 30 vueltas diarias, mientras que en vacaciones el servicio se podrá extender de miércoles a domingo. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios