19 de Octubre de 2018

Chetumal

Vuelve la calma a las comunidades rurales

De manera general, la actividad comercial y las clases regresaron a la normalidad.

Las escuelas y comercios regresan a su rutina tras las severas inundaciones. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Las escuelas y comercios regresan a su rutina tras las severas inundaciones. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Compartir en Facebook Vuelve la calma a las comunidades ruralesCompartir en Twiiter Vuelve la calma a las comunidades rurales

Edgardo Rodríguez/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- A una semana de que se presentaran inundaciones por las lluvias y escurrimientos, las comunidades ribereñas de Nicolás Bravo y Francisco Villa volvieron a la normalidad y los habitantes retomaron sus actividades cotidianas; no obstante, se reportan algunas afectaciones en comercios.

Bernardo Santos Gil, comisario de Laguna Om, detalló que tras las torrenciales lluvias que se presentaron hace una semana y que afectaron a 230 familias en la zona, las escuelas y los negocios ya se encuentran laborando de manera normal, aunque todavía permanecen varias familias a la espera de recibir apoyos por parte de las autoridades.

Santos Gil detalló que las lluvias dejaron a decenas de familias sin pertenencias, debido a que el agua arrasó con sus colchones, ropa y artículos electrodomésticos, aunque dijo que no hay vidas humanas qué lamentar gracias al trabajo conjunto de las autoridades y los propios habitantes, que actuaron rápidamente en apoyo de los afectados.

Beatriz Landaverde Chávez, delegada de la Cámara Nacional de Comercio (CNC) en Nicolás Bravo, mencionó que a raíz de las lluvias e inundaciones que se presentaron la semana pasada, sólo dos negocios afiliados fueron severamente afectados, toda vez que el agua se estancó en los predios donde se ubicaban ambos restaurantes, que reportaron pérdidas por más de 100 mil pesos, dado que se quemaron cinco neveras, cuatro refrigeradores y otros equipos electrónicos y se registraron daños a las mesas y sillas de los establecimientos.

No obstante, dijo que algunas tiendas de abarrotes sólo mencionaron pequeños accesos de agua a los negocios durante las lluvias de la madrugada del lunes pasado, pero durante la tarde noche de ese mismo día, los niveles de agua ya habían dado marcha atrás.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios