17 de Julio de 2018

“Warcraft”, pésima pero entretenida ¿Qué opinas?

Lo que es el gran mérito de la película es el diseño de producción y los efectos digitales.

Compartir en Facebook “Warcraft”, pésima pero entretenida ¿Qué opinas?Compartir en Twiiter “Warcraft”, pésima pero entretenida ¿Qué opinas?

Por Rafael R. Deustúa

Vivimos en un mundo donde gustos y tendencias son reducidos a cifras para ser fáciles de analizar, pero no siempre es así. En el sitio “Rotten Tomatoes”, “Warcraft” tiene una clasificación de 26/100 para los críticos, muy mala... pero la audiencia le da 87/100, muy buena. Ambas cifras son ciertas, pues “Warcraft” es pésima pero entretenida.

Durotan, jefe orco, y su esposa Draka van en la vanguardia de un ejército que espera conquistar un nuevo mundo, pues el suyo está muriendo. Para ello emplean un portal abierto por su maléfico líder Gul'dan y empiezan a capturar humanos para abrir otro portal por el cual traer al resto de su horda. Del lado humano el general Lothar, el rey Llane y el hechicero Medivh tratan de averiguar que ocurre y montar una defensa desesperada contra la invasión.

También te puede interesar: ¿Ya viste Alicia a través del espejo?  ¿Qué opinas de 'Tiempo'?

Narrativamente Jones tiene prisa desde el primer segundo, impone un ritmo ágil y fluido con breves explicaciones que suelen bastar para una historia de ficción -“abriremos un portal a otro planeta usando las vidas de nuestros esclavos”-. Todo va bien hasta que dejamos los personajes digitales y entran los humanos, en un pésimo casting de actores poco convincentes. Sin embargo Jones confía en ellos y todo se empieza a ir en picada.

Paula Patton da el único personaje creíble de la historia, una mestiza rechazada por los orcos y que no confía en los humanos. Travis Fimmel es heroico, pero no convence en el drama; Ben Foster y Ben Schnetzer no tienen pinta de magos y Dominic Cooper es inútil como rey. Los actores que sirvieron de base para los orcos deben agradecer el filtro digital que les dieron.

Una falla tan generalizada en las actuaciones indica que el director se conformaba con poco y/o no supo contagiar de su pasión a los actores para dirigirlos.

Lo que es el gran mérito de la película es el diseño de producción y los efectos digitales, no se había visto algo tan impactante desde “Avatar”. Los detalles son cuidados al máximo, hasta los poros de la piel de los orcos se ven, así como cada vello de sus brazos. Hay mucha creatividad en las armaduras y en casi todos los aspectos de la producción, sólo por eso amerita verse en la pantalla grande.

Warcraft es una superproducción de fantasía destinada a recaudar millones de dólares en el verano vendiendo un rato de diversión, desde esa perspectiva cumple y no ofrece nada más.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios