12 de Diciembre de 2018

Quintana Roo

‘El tener agua ahí estancada es normal para nosotros’

Varios puntos de la ciudad fueron afectados por las pasadas lluvias.

Algunas zonas continúan con encharcamientos. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Algunas zonas continúan con encharcamientos. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook ‘El tener agua ahí estancada es normal para nosotros’Compartir en Twiiter ‘El tener agua ahí estancada es normal para nosotros’

Arely Vázquez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Villas Otoch Paraíso, la Región 227 y Donceles 28 fueron algunas de las zonas que continúan con encharcamiento y con problemas de hoyos después de las lluvias del fin de semana.

Desde el pasado jueves, comenzaron las lluvias en el estado, provocadas por una zona de inestabilidad que se desarrolló en el Océano Atlántico, lo que causó encharcamientos en la ciudad.

Después de un recorrido por algunas zonas de Cancún, ayer se pudo observar que  las personas que transitaban en automóviles lo hacían con cuidado, ya que no solamente fueron encharcamientos, sino baches de gran profundidad.

También te puede interesar: ¡No olvides el paraguas! las lluvias continuarán en Q. Roo

Tan solo en el fraccionamiento de Villas Otoch Paraíso, en la avenida Los Tules, se encontraron diferentes baches, aunque no había encharcamientos, se generó un conflicto, los que circulaban por ahí frenaban rápidamente evitando caer en el hoyo, invadían el otro carril y se escuchaba el claxon de otros automovilistas que tenía que bajarle a su velocidad, evitando choques.

Cerca de este punto, en la Región 227 se generó también un conflicto vial y es que se pudo constatar de un encharcamiento y dentro de este había un bache, los transportistas se frenaban tratando de pasar a muy baja velocidad para no caer en él, algunos intentaron echarse de reversa y desviarse, pero para algunos era imposible debido que atrás de ellos ya había otros vehículos.

Baches profundos

Aunque estos baches de gran profundidad no son de ahorita, cada que llueve se hacen más profundo y causan problemas a los transportistas debido a que con el agua que se estanca, las personas no los ven y meten sus vehículos, ocasionando que se descompongan.

También en la colonia Donceles 28 sigue el mismo problema de cada que llueve, ya que en la prolongación Chichén Itzá, con calle Independencia, continúan los encharcamientos, pero para algunos vecinos ya es algo común.

“Ya el tener agua ahí estancada es normal para nosotros, desde que pavimentaron las calles (hace cerca de cinco años), nos taparon el drenaje, fue en el gobierno de Julián  Ricalde (2011-2013), vino la empresa que hizo los trabajo y ya nunca regresaron”, dijo una vecina de la calle Independencia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios