19 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

Enfrentamiento entre maestros y policías en Cancún (crónica)

La persecución llegó hasta la Yaxchilán, donde los docentes fueron atrapados por policías para llevárselos detenidos.

Los maestros durante el enfrentamiento con policías. (Eric Galindo/SIPSE)
Los maestros durante el enfrentamiento con policías. (Eric Galindo/SIPSE)
Compartir en Facebook Enfrentamiento entre maestros y policías en Cancún (crónica)Compartir en Twiiter Enfrentamiento entre maestros y policías en Cancún (crónica)

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- A las ocho horas, la Plaza de la Reforma se convirtió en el punto de encuentro de los maestros, quienes fueron convocados una hora antes por su Comité de Lucha Municipal. Unos prefirieron utilizar el transporte público, y otros más caminar por las avenidas Tulum, Nader y calles aledañas al parque de Las Palapas. Después de estacionar sus vehículos en dichas zonas. Iban para solicitar al alcalde de Benito Juárez, Paul Carrillo de Cáceres, que retirara a los policías que custodiaban desde la madrugada del lunes el edificio de la Secretaría de Educación y Cultura (SEyC), en la avenida Bonampak.

Fue aproximadamente a las nueve horas cuando integrantes del Comité solicitaron audiencia con el alcalde. Los recibió el secretario general, Jorge Rodríguez del Moral, y el síndico electo, José de la Peña Ruiz de Chávez, quienes pidieron dos horas para dar respuesta a la solicitud de los maestros.

Dieron las 10:40 horas cuando un grupo de policías antimotines llegó al Ayuntamiento, se repartieron por los accesos laterales al inmueble, y se dispersaron por la planta baja y primer piso. 

Eran las 11 horas y los maestros continuaban sus consignas al interior de las instalaciones, minutos después, De la Peña Ruiz de Chávez e integrantes del Comité salieron a la explanada para informar que aún no había respuesta a sus peticiones, por lo que algunos maestros se dispersaron por la explanada y otros más prefirieron quedarse para esperar al alcalde a que les diera una solución.

Pasaban de las 11:30 horas, y la respuesta era el desconcierto y la presencia “incómoda” de los policías que habían inquietado a más de uno de los maestros, quienes exclamaban “no a la violencia” y “sí al diálogo”.   

Sin embargo, en el primer piso, cerca de 10 maestros que se encontraban en los pasillos fueron desalojados del lugar a jaloneos y golpes.

Docentes enardecidos, al ver dicha acción gritaron que los dejaran y no los golpearan, la respuesta inmediata de la policía fue replegarse por los dos accesos de las escaleras e impedirles el paso. 

El ambiente se tornó tenso y como zafarrancho comenzaron los golpes entre policías y maestros, volando paraguas, botellas de plástico, toletes, cascos y hasta piedras. 

En dicha reunión se informó que integrantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) estaban inmersos en la movilización, y por el altavoz les pidieron a Julio César Lara Martínez, presidente estatal del partido, y al ex regidor perredista, Sergio Flores Alarcón, que se retiraran, argumentando que el movimiento era sólo del magisterio.

A las 12:30 horas llegaron policías con cajas de granadas de gas, mismas que introdujeron por un acceso lateral ya custodiado por ellos, lo que provocó que los maestros nuevamente decidieran colocarse frente a la barrera policial de la entrada principal, en esta ocasión con las rejillas de las coladeras del lugar que utilizaron como escudos. Al mismo tiempo se había dado la orden del desalojo del personal que continuaba en el lugar. 

Escudos, rejillas, piedras y todo lo que encontraron a su paso volaron nuevamente, y al mismo tiempo se escucharon detonaciones que activaron las granadas de gas pimienta que llegaron hasta la avenida Tulum. Los maestros huyeron por todos lados, despejaron la explanada asustados por más de 100 policías judiciales y antimotines, quienes corrieron hacia ellos deteniendo a todo aquél que estuviera a su paso, incluso hasta personas que llegaron a realizar un trámite a las oficinas municipales y por las detonaciones corrieron a resguardarse. 

La persecución llegó hasta la avenida Yaxchilán, lugar en el que los maestros desesperados se ocultaron, incluso debajo de los coches, y quienes fueron sacados a golpes por los policías judiciales y antimotines para subirlos a las patrullas y llevárselos detenidos.

El reloj marcaba las 13:30 horas, y el silencio invadió el lugar. Ningún negocio se encontraba abierto, al interior se encontraba el personal y algunos clientes. El gas seguía provocando reacciones en los que aún deambulaban o esperaban en el lugar, pasaban policías con detenidos: mujeres, hombres y jóvenes, a quienes llevaron hacia la avenida Nader, lugar en el que prohibieron el acceso.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios