25 de Mayo de 2018

Chetumal

“Este año va a ser una negra navidad para todas las familias"

Debido a la crisis que atraviesa el sector azucarero, en varios hogares de la zona cañera no hay recursos para solventar los gastos de la temporada.

"No tenemos dinero ni para comprar los foquitos de navidad", son algunas de las frases que se escuchan entre las familias de la zona. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
"No tenemos dinero ni para comprar los foquitos de navidad", son algunas de las frases que se escuchan entre las familias de la zona. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Compartir en Facebook “Este año va a ser una negra navidad para todas las familias"Compartir en Twiiter “Este año va a ser una negra navidad para todas las familias"

Edgardo Rodríguez/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- “No tenemos dinero ni para comprar los foquitos de navidad, mucho menos vamos a tener para un pavo y cenaremos caldito de pollo o para lo que nos alcance”, es la frase que se repite en varios hogares de la zona cañera debido a la crisis por la que atraviesa el sector azucarero. Varias amas de casa han mencionado que esta será una negra navidad para la ribera del río Hondo.

En un sondeo realizado por Novedades Chetumal a través de la zona cañera, varios habitantes de las comunidades que conforman esta franja fronteriza han mencionado que este año no se cuenta con los recursos necesarios para poder solventar los gastos en cuanto a los adornos de la temporada.

Lo anterior debido a que la crisis del sector azucarero ha impactado de manera negativa a la economía familiar de esta región debido a que los ingresos del 90% de los habitantes dependen directa o indirectamente de la cosecha y producción de la vara dulce así como de la derrama económica que el cultivo genera para la región.

María Trinidad Sánchez, habitante de la comunidad de Javier Rojo Gómez, detalló que este año su esposo no tuvo ganancias con el cultivo de la caña de azúcar a pesar de que tuvo contratadas cerca de 20 hectáreas de la cuales alcanzó un rendimiento de 65 toneladas por hectárea, no obstante, a 395 pesos cada tonelada, la mayor parte de su liquidación se le fue en el pago de deudas y manutención del hogar, por lo que ya no habrá dinero para otros menesteres.

En la misma situación se encuentra Eugenia Reyes Cupul, habitante de la comunidad de Álvaro Obregón, quién mencionó que la falta de dinero se siente en toda la ribera del río Hondo a causa de que no hay recursos para poder comprar los artículos decorativos.

Por ello, dijo que este cierre de año será muy diferente a comparación de hace cinco años cuando la tonelada de caña se les pagó a más de 600 pesos.

“Este año va a ser una negra navidad para todas las familias, yo le aseguró que las únicas familias que van cenar pavo son las que se dedicaron a criarlos durante todo el año y eso que quién sabe porque muchos ya andan vendiendo a sus animales para poder tener aunque sea para comprarse unos trapitos nuevos” aseguró la mujer.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios