17 de Diciembre de 2017

Opinión

'Marchelo' y la Candelaria de los 'Pactos'

Mucha Candelaria de los Pactos y las arañas, pero ni un notario para dar fe de que aquello no se convierta en una versión tripartita del compromiso 127.

Compartir en Facebook   'Marchelo' y la Candelaria de los 'Pactos'Compartir en Twiiter   'Marchelo' y la Candelaria de los 'Pactos'

Como los pactos se hicieron para romperse, es divertido ver a las fuerzas políticas dedicadas a la exaltación de un Pacto por México que si no fuera por el pequeño detalle técnico de no plantear ni programas ni protocolos, compromisos, cláusulas o penalizaciones por incumplimiento, sería otro maravilloso triunfo de la política y sus abstracciones. Para ser un gobierno fundamentalmente pragmático, es curioso que esta unión de contrarios esté peor cimentada que los michoacanazos de la ex procuradora Morales. Y las alianzas internas de Los Chuchos en el PRD.

Como quiera que sea, imaginemos a la doble de Lucía Méndez en este momento actuando sobre el tema de los detenidos por las escandalosas trifulcas del sábado, en el apañón parejo de justos y pecadores; sin duda habría un poquito más de glamour y teatralidad. Se le extrañará, pero más aún al inspector Poiré, que no Poirot, que desde endenantes ya estaría haciendo sus enérgicas condenas con la ceja levantada. Nada que ver con los escuetos y fríos comunicados de Gobernación que si bien condenan los hechos, les falta sentido del espectáculo. Bueno, Osorio Chong se vio más enérgico en su deslinde de sus veladas amenazas a los poderes fácticos que, seguro, ya le dijeron que por ese camino no iba a ser el héroe de la próxima telenovela, papá.

Por eso Murillo Karam recibió sonriente las salutaciones de tirios y troyanos por su nombramiento en la PGR, donde parecía que hablaban de Patton y Eisenhower. Por lo pronto siguió las instrucciones del librito y habló del desmantelamiento de la institución —¿había tal, de veras?— y, por supuesto, marcó un futuro apegado a derecho y, aunque usted no lo crea, a derechos humanos. Todo con tal de desmarcarse de Jelipillo. No se vale, con los favores prestados, en particular el favor de poner de candidata a doña Chepina.

Lo que sí es de destacar es que, efectivamente, mucha Candelaria de los Pactos y las arañas, pero ni un notario para dar fe de que aquello no se convierta en una versión tripartita del compromiso 127.

Más allá de la tranquilidad que nos ofrece Videgaray al anunciar que no habrá impuestos (sí, ajá), dicen los que dizque saben que Marchelo Ebrard se desfondó al final de su mandato, aunque nunca estuvo ni de lejos a la altura del stand up comedy involuntario de Jelipillo Calderón, que en estos momentos debe estar siendo reclutado por los Mascabrothers como refuerzo para El Tenorio cómico.

Puede ser, pero al menos hizo rabiar a los providos casi tanto como a los automovilistas.

www.twitter.com/jairocalixto
 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios